Firman convenio para mitigar problemas de agua en La Mesa y Anapoima (Cundinamarca)

La Empresa de Acueducto de Bogotá y la Gobernación de Cundinamarca suscribieron un acuerdo de cooperación técnica para articular esfuerzos e inversiones para construir sistemas de almacenamiento y compensación de caudales.

/iStock

Este martes se dio un nuevo paso para que los habitantes de los municipios de La Mesa y Anapoima (Cundinamarca) logren contar con agua potable de forma constante y pongan fin a los racionamientos que deben tolerar todas las semanas. (Lea: La larga espera de La Mesa y Anapoima)

La Empresa de Acueducto y Alcantarillado de Bogotá y la Gobernación de Cundinamarca firmaron un convenio de cooperación técnica para mitigar los problemas de abastecimiento de agua de las poblaciones de Sabana Occidente y Bajo Tequendama. (Lea: Se anuncian soluciones a los problemas de agua en La Mesa y Anapoima (Cundinamarca))

De acuerdo con Germán González Reyes, gerente de la Empresa de Acueducto, el acuerdo abarca también los municipios de Funza, Madrid y Mosquera, y con el convenio se pretenden articular esfuerzos e inversiones para el diseño y construcción de sistemas de almacenamiento y compensación de caudales.

“Estas obras de optimización, rehabilitación y ampliación de las redes garantizarán en el mediano y largo plazo la suficiencia de la infraestructura para la provisión de agua potable a los municipios”, explicó el funcionario, detallando que el convenio establece responsabilidades tanto de las entidades como de la Gobernación y de las poblaciones beneficiadas.

Tal como quedó acordado, las obras –que serán lideradas por las Empresas Púbicas de Cundinamarca– comprenderán la adecuación del antiguo sistema de Macromedición ubicado sobre la línea que conduce el agua hacia Madrid para “disminuir las pérdidas de energía que allí se generan y que posibilitarán un caudal adicional que se puede usar para suministrar agua a La Mesa y Anapoima”.

Adicionalmente, se diseñarán sistemas de control hidráulico en el punto de entrega de agua potable en Mosquera, Funza, Madrid, La Mesa y Anapoima, los cuales entrarán en funcionamiento una vez se ejecuten las inversiones que permitan la disponibilidad de sistemas de almacenamiento y compensación.

Empresas Púbicas de Cundinamarca será la encargada de gestionar los recursos del plan departamental de agua para financiar los diseños y las obras de construcción objeto del convenio. Entretanto, los municipios apoyarán financieramente la construcción de las obras y garantizarán la disponibilidad de los predios que se requieran para la construcción de los sistemas de almacenamiento y compensación.

“El convenio establece también un plazo de cuatro años donde se trabajará un cronograma coordinado de obras y acciones que faciliten la ejecución de las obras de los sistemas de almacenamiento y compensación de los caudales de agua”, precisó el Acueducto.

Una década cumplirán los habitantes de los municipios de La Mesa y Anapoima esperando la terminación del prometido acueducto regional, una de tantas obras que se vieron afectadas por el llamado carrusel de la contratación. Este proyecto, con el que se esperaba solucionar la escasez de agua en estos municipios, lleva años de retraso, porque tres de los cuatro contratos en los que se dividió el proyecto que se le adjudicaron al grupo empresarial de los condenados Guido, Manuel y Miguel Nule, así como algunos de sus socios.