Ante la Fiscalía denuncian a médico que mató a un perro a patadas en Bogotá

El sujeto tendrá que responder por el delito de maltrato animal agravado, por lo que podría pagar una pena de hasta 63 meses de cárcel.

Tomada de Pixabay

Tras el brutal ataque que recibió un perro de raza Yorkie el pasado 13 de julio en el norte de Bogotá, por parte de un médico que responsabilizó al canino de haber atacado a su hijo, la familia de la mascota presentó una denuncia ante la Fiscalía General de la Nación acusándolo de maltrato animal.

El proceso, que cuenta con el acompañamiento jurídico de la Administración Distrital, en cabeza de la Gerencia de Protección y Bienestar Animal, busca que el sujeto –quien además dejó gravemente herido a otro perro de raza maltés– responda judicialmente por el delito de maltrato animal agravado, por lo que podría pagar una pena de hasta 63 meses de cárcel o al pago de hasta 105 salarios mínimos mensuales vigentes.

Según relató la propietaria de los perros, Juliana Suárez, se encontraba con sus mascotas en un parque cuando un niño que estaba cerca, al parecer, se asustó por los perros, se puso a llorar y salió a correr. En ese momento uno de los animales de raza Yorkie mordió al menor en la pierna. La herida fue leve. “La verdad nunca había pasado algo así, mis perros no son agresivos, él me mostró el mordisco y se me hizo extraño porque ella nunca muerde”, señala la joven.

El hombre al defender a su hijo la emprendió a patadas contra los dos perros en el lobby del conjunto residencial, causándole la muerte instantánea a uno de ellos y al otro lo dejó con fractura en la cadera y una lesión en el hígado. (Lea: Médico mató a un perro a patadas por morder a su hijo en Bogotá)

“El niño sufre una agresión mínima por uno de estos caninos, el padre en situación de intolerancia ataca horas después a los animalitos. Se está prestando asesoría a los dueños de los animales”, afirmó el coronel Luis Benavides, inspector de la Policía de Bogotá.

Clara Lucía Sandoval, gerente de Protección y Bienestar Animal, lamentó los hechos y aseguró que los perros son seres incapaces de resistirse, por lo que “el Distrito ha brindado acompañamiento a la familia de los dos perros en el correspondiente proceso de denuncia penal, con el fin de garantizar la aplicación de la Ley 1774 que penaliza el maltrato animal”.

La Administración también investiga y recauda pruebas sobre el caso del perro que presuntamente fue empujado a la Avenida Caracas desde la estación Jiménez de Transmileno, de cara a presentar una denuncia y buscar que se haga justicia en el que sería otro caso de maltrato animal en la ciudad.

“Desde esta semana los dos procesos quedan en manos de las autoridades competentes para que sea la Fiscalía General de la Nación y los jueces penales quienes determinen la culpabilidad de los hechos y las correspondientes sanciones penales”, aseguró el Distrito.