Fiscalía investiga retención ilegal de amigo de grafitero asesinado

La escena del crimen también habría sido alterada.

Según Gustavo Trejos, padrastro de Diego Felipe Becerra, integrantes de la policía habrían perseguido a dos testigos amigos del grafitero la semana siguiente a la se produjo el crimen.

En diálogo con Caracol Radio Trejos indicó que "dos agentes lo siguieron a la salida del Gimnasio Caipore, a tres cuadras del gimnasio lo abordaron, lo hicieron subir a la patrulla, lo llevaron al CAI de Andes, lo tuvieron detenido en un cuarto, esposado por tres horas, le estuvieron haciendo un interrogatorio sin una orden judicial, y en el interrogatorio le estuvieron preguntando que quiénes eran los compañeros que estaban ese día con Diego Felipe y en qué lugar vivíamos nosotros".

El padrastro de Diego Felipe indicó que la Fiscalía le había garantizado adelantar una investigación con relación al hecho de retención ilegal sin embargo, indicó que pasaron una semana y doce días y el caso se mantuvo quieto "los casos estaban quietos, nosotros lo expusimos en una reunión con el director nacional de Fiscalías, y esperamos una semana, doce días, y como el caso no se movía, tuvimos que ineterponer una denuncia para que se hiciera la compulsa de copias".