Fiscalía investiga si hijo del dueño de Surtifruver fue quien le disparó al comerciante

El ente investigador trata de establecer si David Orjuela, quien permanece prófugo de la justicia, fue el responsable de accionar el arma de fuego que acabó con la vida de Alonso Orjuela el pasado 20 de octubre de 2016.

Archivo

La Fiscalía General de la Nación abrió un nuevo capítulo en la investigación del crimen del comerciante Jhonny Alonso Orjuela Pardo, socio mayoritario de la cadena Surtifruver de la Sabana. Pasados 20 días de la captura de Berta Cecilia Rueda Bossa –la exesposa de Orjuela y quien sería la posible determinadora del homicidio– ahora se trata de establecer si su hijo, David Orjuela, habría sido quien accionó el arma que le quitó la vida al comerciante, en hechos registrados el pasado 20 de octubre de 2016 en el norte de Bogotá.

El joven, contra quien pesa una orden de captura y que permanece prófugo de la justicia, fue acusado por un testigo de haber sido el responsable de disparar contra su padre, versión que ahora investiga la Fiscalía, según informa este martes la emisora Blu Radio. (Lea: Asesinato del dueño de Surtifruver, un crimen planeado por ambición)

El pasado 28 de noviembre, un día después de que fuera capturada la expareja del comerciante, el CTI de la Fiscalía se disponía a capturar a David Orjuela en un domicilio de la capital del país. Sin embargo, el joven logró evadir el cerco de las autoridades y emprendió la huida.

La historia detrás del asesinato del socio mayoritario de la cadena Surtifruver resultó ser una novela. Al exitoso empresario lo mataron el 20 de octubre del año pasado y lo que en principio parecía un fatal caso de extorsión, terminó siendo una historia de ambición en la que los principales sospechosos son la exesposa de la víctima y su amante. Ellos, por su parte, se declararon inocentes.

Hace 20 días, la Fiscalía capturó a Berta Cecilia Rueda Bossa, de 50 años y excompañera sentimental de Orjuela, y quien supuestamente instigó el crimen. La detención se materializó en Chía (Cundinamarca), al frente de un jardín infantil, cuando fue a recoger a su nieta.

El ente acusador tenía a la mujer en la mira desde que la delató su amante, Mauricio Parra Rodríguez, otro de los investigados y quien está privado de la libertad en la cárcel Modelo. “¿Cuál fue la participación de Rueda Bossa? Acordar con Parra la muerte de Alonso, para quedarse con su dinero”, indicó el fiscal del caso en la audiencia en la que le imputó cargos por homicidio agravado y porte ilegal de armas.

En la diligencia, la Fiscalía recordó que los hechos por los que investiga a la mujer ocurrieron a las 7:00 p.m. del 20 de octubre de 2016. Esa noche, Orjuela acudió a una cita en la autopista Norte con calle 178, donde dos sicarios le dispararon en tres oportunidades y acabaron con su vida.

En medio de las indagaciones preliminares, los investigadores pusieron la mira en Mauricio Parra Rodríguez. Descubrieron que él había sido socio de Orjuela y que la relación comercial no había acabado en buenos términos. Al profundizar en su historial, conocieron un dato clave: el sujeto sostenía una relación sentimental con la exesposa del empresario año y medio antes del asesinato.

La Fiscalía advirtió, además, que el sujeto “tuvo nexos con las Farc; era de plena confianza de dos miembros del secretariado de esta guerrilla, y que lo habían condenado a 16 años por traficar con un cargamento de droga desde la antigua Zona de Distensión”.

Otra de las revelaciones tiene que ver con el origen del arma homicida, la cual, al parecer, era propiedad de la víctima: “A él lo asesinan con un arma que se pierde en la casa”. Según explicó la Fiscalía, Orjuela Pardo tenía dos armas, una pistola nueve milímetros y un revólver calibre .38. Antes del asesinato, los primos de la víctima relataron que él se había mostrado preocupado por los hijos, porque el arma calibre .38 había desaparecido de su casa.

Fue así como todas las piezas encajaron y la teoría del caso señala que los sospechosos orquestaron el crimen para lucrarse de las ganancias que generaba la cadena Surtifruver, que, con más de 15 puntos, genera dividendos por $100.000 millones anuales.

Por un lado, como Orjuela se iba a separar legalmente de la mujer, Rueda Bossa quería evitar que en la separación de bienes le tocara menos dinero. Por el otro, la idea de Parra supuestamente consistía en apropiarse de la cadena de almacenes “para lavar el dinero de la columna Teófilo Forero de las Farc”.

 

**

Si quiere conocer más sobre lo que pasa en Bogotá, lo invitamos a seguir nuestra página en Facebook