Fiscalía llama a interrogatorio a directivas del Gimnasio Castillo Campestre

Se investiga si el personal del colegio discriminó, en algún momento, al estudiante Sergio Urrego tras conocerse su homosexualidad.

El fiscal general de la Nación, Eduardo Montealegre, anunció este sábado que las directivas del colegio Gimnasio Castillo Campestre serán citadas para que rindan interrogatorio en el marco de la investigación que se adelanta en contra de ellos por discriminación y constreñimiento ilegal contra el estudiante Sergio Urrego, quien el pasado 4 de agosto se quitó la vida al lanzarse desde la terraza del centro comercial Titán Plaza, al noroccidente de Bogotá. La madre del joven de 16 años ha denunciado en diversas ocasiones que su hijo decidió suicidarse cansado de la discriminación por parte del personal de la institución educativa tras conocerse su homosexualidad.  

"Debemos destacar que esta investigación se inicia porque el joven antes de morir, antes del suicidio, deja unas cartas en las cuales indica que puede haber sido objeto de discriminación por parte del colegio", indicó Montealegre.

Al interrogatorio serían citados el profesor Mauricio Ospina, la rectora Amanda Azucena Castillo y la psicóloga Ivón Andrea Cheque Acosta. Según Alba Reyes, madre de Urrego, Ospina fue el docente que reveló, sin justificación alguna, la homosexualidad de su hijo. Reyes relató a El Espectador que Ospina, a comienzos de mayo, decomisó un celular que tenía una foto de Sergio y su pareja dándose un beso, y decidió llevar el caso a las directivas de la institución y allí los jóvenes fueron llamados a “Psicorientación”.

"Vemos con mucha preocupación que en este colegio el reglamento interno de la entidad es un reglamento que puede ser proclive a los actos de discriminación... el colegio consideró que el hecho de que una pareja de jóvenes del mismo sexo tuvieron una relación sentimental se pudieran catalogar como actos obscenos", explicó el fiscal.

Ivón Andrea Cheque Acosta, según la madre de Sergio, fue quien citó a Urrego y su pareja para que explicaran su relación y para que les contaran a sus padres que estaban citados el 20 de junio para hablar del tema. Dicha determinación se basó en que estaban cometiendo una falta grave, porque el manual de convivencia decía que estaban prohibidas “las manifestaciones de amor obscenas, grotescas o vulgares en las relaciones de pareja dentro y fuera de la institución”. Sin embargo, los padres y compañeros de Sergio han insistido en que nunca hubo muestras de cariño públicas entre ellos, lo que a juicio de muchos sería una muestra clara de discriminación.

Asimismo, allegados a Urrego cuestionan la manera en la que los jóvenes tuvieron que contarles a sus padres su condición sexual. Reyes dice que debido a la presión, la pareja de su hijo decide denunciar a Urrego por acoso, debido a que los padres del joven, además de escandalizarse, decidieron retirarlo de clases.

A pesar de que Alba Reyes denunció los atropellos de la rectora del Gimnasio Castillo Campestre ante la Secretaría de Educación de Cundinamarca por la dilación en la reincorporación a clases de su hijo, a quien se le exigió una serie de condiciones luego de conocerse su homosexualidad, Amanda Azucena Castillo niega cualquier tipo de discriminación contra el entonces alumno. Ha dicho a los medios de comunicación que deja en manos de las autoridades competentes las investigaciones del caso.

516471

2014-09-13T12:52:37-05:00

article

2014-09-13T14:10:16-05:00

none

Bogotá

Fiscalía llama a interrogatorio a directivas del Gimnasio Castillo Campestre

78

3349

3427