Han invertido $30.000 millones en 10 años

Fontibón le teme a la valorización

El Distrito les quiere cobrar a los vecinos para construir el parque Canal Boyacá. Ellos dicen que ya hay un lugar de esparcimiento y denuncian que han pagado trabajos que no han sido construidos. El IDU aclara que está próximo el inicio de esas obras que ya les cobraron.

Los habitantes del sector aseguran que ya tienen un parque y temen que el monto que paguen de valorización no se utilice para obras de la localidad.Cortesía

El proyecto de valorización, que se hundió la semana pasada en el Concejo de Bogotá, no sólo tiene como detractores a la mayoría de los cabildantes. También, un grupo de ciudadanos de la localidad de Fontibón anhelaban que la propuesta se hundiera. Según ellos, porque deben pagar por un parque del que no tienen información y que, dicen, ya está construido. Además señalan que en diez años han tenido que pagar alrededor de $30.000 millones en obras de valorización y hasta ahora no han visto una sola lona. (LEA:Valorización: ¿primer revés de Peñalosa en el Concejo?) 

De acuerdo con el proyecto presentado al Concejo, una de las obras incluidas en la iniciativa es la construcción del parque Canal Boyacá, en dos etapas. La primera, desde la calle 26 hasta la avenida La Esperanza, entre avenida Boyacá y carrera 74. La segunda, desde de la avenida La Esperanza hasta la calle 22, entre el canal San Francisco y la carrera 75. La obra, que deben pagar los ciudadanos, costaría $22.636 millones. (LEA: Nada salvó el proyecto de valorización de Peñalosa)

Son múltiples las preocupaciones por la construcción de este parque. La primera, según Julio Acosta, edil de la localidad, es que recientemente el Instituto de Desarrollo Urbano (IDU) entregó un espacio que funciona como parque. “Ahí tenemos senderos, parque biosaludable, zonas verdes de tipo contemplativo, pista de patinaje y adecuación del canal”.

La obra, que costó $4.610 millones, se realizó después de que los ciudadanos interpusieron una acción comunal que obligó al Distrito a adecuar el espacio que antes era un potrero. “No entendemos entonces por qué nos dicen que nos van a construir un parque si ya tenemos este espacio y fue solicitado por la comunidad”, agrega el edil.

Otra de las inconformidades es que, a pesar de que existe el dato de cuánto constarían las obras, los habitantes de la zona no tienen la menor idea de qué se construirá. Han escuchado rumores de una piscina, pero hasta el momento no han recibido información detallada del Instituto Distrital de Recreación y Deportes (IDRD), la entidad encargada de la construcción.

“No sé si es por el afán de mostrar proyectos, pero al Distrito se le olvida que lo importante es tener en cuenta a la comunidad y ajustarse a sus necesidades. Lo que más nos molesta es que estos proyectos estén en la valorización, cuando jamás nos preguntaron. La respuesta del Distrito es que la socialización viene después. Eso no tiene sentido: ¿cobrarán por algo que, después de hablar con los vecinos, podría salir más o menos costoso?”.

Además, según Acosta, la dirección en la que dicen que se hará la obra tiene dos cuadras adicionales al área actual del parque. La duda es si van a comprar los predios que están en la carrera 74 A y la carrera 74 B o si se trata de un error. Y, para completar, cuenta el edil, actualmente hay un pleito entre la Defensoría del Espacio Público (Dadep) por un terreno del parque que está en manos de un privado, que quiere construir.

Otros pagos

Las dudas y temores de los habitantes de Fontibón tienen un precedente: en los últimos 10 años han pagado alrededor de $30.000 millones de valorización para obras que no se han ejecutado. La primera fue la construcción de la Vía Ferrocarril, entre las carrera 100 y 93, que costaría $10.000 millones. Luego pagaron el puente vehicular que conecta la avenida Ciudad de Cali y la avenida Ferrocarril, cuyo costo era de $12.000 millones. Y, finalmente, el parque metropolitano Zona Franca, que está en su primera etapa y que, probablemente, quede a medias.

“Nos llevamos la sorpresa de que la Corporación Autónoma Regional (CAR) no le permite al Distrito construir los escenarios deportivos que nos prometieron, porque por ahí pasa el río Bogotá y es área de protección, así que no se pueden hacer obras para la recreación activa. Para eso nos cobraron $7.160 millones. Ya hicieron una primera etapa para hacer actividades ambientales, ¿y el resto qué?”, señala Acosta.

En respuesta a estas quejas, el IDU reconoce que las obras no están listas. Sin embargo, resalta que la actual administración ha intentado agilizar los procesos para su pronta ejecución. En el caso de la intersección de la avenida Ciudad de Cali con la avenida Ferrocarril se están actualizando estudios y diseños y se espera que el inicio de la obra sea en enero de 2018.

Por otro lado, señala el IDU, la avenida Ferrocarril, entre la carrera 100 y 96, ya está en construcción. Se espera que finalice en junio 2018. Aunque el Distrito reconoce que han existido fallas en la entrega de obras pagadas a través de la valorización, sugiere no despreciar este mecanismo, pues “ha sido uno de las principales fuentes de financiación para el desarrollo de obras públicas. Tanto así, que en los últimos 25 años la ciudad construyó 179 obras por valorización”.

Desde que la administración comenzó a cobrar la valorización, a la localidad de Fontibón se le han entregado cinco obras que, en conjunto, suman $21.400 millones. Ahora esperan entregar estas dos que la ciudadanía exigió realizar para mejorar la movilidad en el sector.

Hace un mes, la Contraloría Distrital le envió una alerta al alcalde Enrique Peñalosa sobre la ejecución de los recursos que provienen de esta contribución, pues el 61 % de las obras que se propusieron en administraciones pasadas fueron excluidas o eliminadas. Y el avance de las que se ejecutan no llega al 30 %.

Un diseño básico

Ante estos señalamientos, el Distrito se defiende con una frase contundente: “Lo que realizó el IDU fue sólo una adecuación, pero el parque no existe”. Las palabras son de Iván González, subdirector técnico de parques del IDRD, quien aclara que la única entidad encargada de construir parques es el IDRD, no el IDU.

Lo que hizo el IDU, por una acción judicial, fue convertir una vía vehicular en una alameda peatonal. Nada tiene que ver con el proyecto de valorización. En ningún caso estamos proponiendo intervenir lo que ya hizo el IDU. Le estamos apostando a hacer una cancha sintética, juegos infantiles, ciclovías, gimnasios al aire libre, senderos para trotes y hasta una piscina”. Además, González asegura que no han socializado el proyecto con la comunidad porque tienen un diseño básico. Una vez entren en detalles, se sentarán con los vecinos de la zona y les explicarán su intención de aprovechar las siete zonas que componen el parque.

Aclara que en la primera administración del alcalde Enrique Peñalosa se iba a hacer este parque con recursos del Distrito, no con valorización: “En su momento interpusieron una acción popular y perdieron. Entonces esos recursos se destinaron a otro parque. Ahora, si les decimos que será sin valorización, seguro aceptan. Pero lo que les molesta es que ahora tienen que pagarlo”.

En cuanto a las direcciones, explica que sólo son referencias y no son específicas. No comprarán predios ni tumbarán viviendas. Sólo se intervendrá el verde que existe hoy. Al subdirector técnico de parques le causa curiosidad que la comunidad pelee por unas obras de valorización y no se preocupe por el pedazo del parque que tienen unos privados: “Se puso un anuncio que están tramitando licencias, cuando ellos no la tienen. Preocupa que es un predio que supuestamente es privado, pero en las zonas de cesión aparece como espacio público”.

La administración afirmó que en agosto volverán a presentar ante el Concejo el nuevo proyecto de valorización. González manifiesta que el documento se está evaluando. En caso de que la propuesta de adecuar este espacio de Fontibón continúe, el IDRD despejará las dudas que hoy preocupan a los habitantes del sector.

698554

2017-06-15T22:00:00-05:00

article

2017-06-16T12:47:55-05:00

[email protected]

none

Laura Dulce Romero

Bogotá

Fontibón le teme a la valorización

36

8781

8817