Francisco Santos, del periodismo a la política

Con el respaldo del expresidente Álvaro Uribe y las directivas del Centro Democrático, oficializó su inscripción a la Alcaldía de Bogotá.

Francisco Santos, junto al expresidente Álvaro Uribe, oficializó su inscripción.

Francisco Santos esperó casi hasta el último día para formalizar su inscripción a la alcaldía de Bogotá. Luego de una caminata en compañía de sus seguidores, que partió desde la sede de la Misión Carismática y recorrió la calle 26, el candidato del Centro Democrático llegó en la tarde hasta Corferias para formalizar su candidatura. Lo acompañó la plana mayor de su partido: el expresidente y ahora senador Álvaro Uribe Vélez, el director del movimiento Óscar Iván Zuluaga, la bancada del partido en el Congreso, al igual que algunos políticos y simpatizantes.

¿Quién es?

Bogotano, con estudios profesionales en Estados Unidos e hijo del exdirector del periódico El Tiempo, Hernando Santos Castillo, a sus 53 años, Francisco Santos Calderón, quien fuera reportero del diario capitalino hasta ocupar la jefatura de redacción a finales de los años 80, ha tenido un derrotero distinto producto de las situaciones que le correspondió vivir. En concreto porque en septiembre de 1990, cuando su destino parecía totalmente ligado al periodismo, sufrió en carne propia el flagelo del secuestro.

En desarrollo de su estrategia para rendir al Estado a sus exigencias, ese septiembre de 1990, el jefe del Cartel de Medellín, Pablo Escobar Gaviria, ordenó el secuestro de Francisco Santos, de igual manera como en la misma época lo hizo con los periodistas Diana Turbay o Azucena Liévano, o igualmente con Maruja Pachón, Beatriz Villamizar y Marina Montoya. El secuestro se perpetró el 19 de septiembre al noroccidente de Bogotá. Su conductor, Oromancio Ibáñez fue asesinado.

Francisco Santos permaneció secuestrado durante nueve meses, hasta mayo de 1991. Luego de su liberación, el periodista fue adoptando un perfil público ligado a la oposición radical al secuestro, situación que lo llevó a convertirse en uno de los gestores de la Fundación País Libre, creada para ayudar a las familias de secuestrados y a las mismas víctimas del plagio. Además, desde esta plataforma política, fue impulsor de múltiples acciones ciudadanas contra este delito.

A lo largo de los años 90, sin dejar sus actividades como periodista en el diario El Tiempo, desde País Libre o en apoyo de organizaciones similares, Francisco Santos respaldó las primeras marchas contra el secuestro en Colombia. Cuando en el gobierno de Andrés Pastrana se abrió paso el proceso de paz con las Farc en la zona de distención de El Caguán (Caquetá), Santos incrementó su gestión pública contra los secuestros, no solo de las Farc sino también de la guerrilla del Eln.

Estas circunstancias obraron para que a principios del año 2000 se radicara por un tiempo en España, porque según las autoridades de policía se estaba fraguando un plan de las Farc para asesinarlo. A su regreso al país, sin apartarse de sus labores periodísticas o de su impulso a la Fundación País Libre, súbitamente fue escogido por el entonces candidato a la Presidencia, Álvaro Uribe Vélez, para que fuera su compañero de fórmula en las elecciones de 2002. En mayo de ese año, asumió como Vicepresidente.

Durante los ocho años que gobernó Álvaro Uribe, desarrolló diversas políticas orientadas a la protección de los Derechos Humanos, sin desatender su causa principal de apoyo a las víctimas del secuestro, así como el rechazo a la violencia de las minas antipersonales. Por obvias razones, de la misma manera como la sociedad se fue polarizando en favor o en contra del presidente Uribe y sus políticas, en calidad de Vicepresidente asumió las mismas causas y heredó los mismos detractores.

No solo en el plano político sino también en el terreno judicial. En concreto porque en desarrollo del accidentado proceso de paz con los grupos de autodefensa, a la hora de la crisis, cuando los jefes paramilitares se vieron abocados a confesar sus verdades, no tardó en salir a relucir el nombre de Francisco Santos. Todo surgió porque el desmovilizado jefe paramilitar, Salvatore Mancuso, afirmó en una declaración judicial que Santos le había propuesto a Carlos Castaño crear el Bloque Capital en Bogotá.

Aunque también Mancuso agregó que Santos se negó a comandar tal iniciativa cuando Castaño se lo propuso, lo cierto es que en medio del escándalo de la parapolítica que llevó a prisión a un alto número de dirigentes políticos de quienes se comprobaron nexos con los grupos paramilitares, Francisco Santos terminó investigado. Sin embargo, en agosto de 2008, la Fiscalía lo amparó con un auto inhibitorio.

Cuando concluyó el gobierno Uribe, Francisco Santos regreso al periodismo, esta vez a RCN Radio. Desde esta tribuna periodística, en calidad de director de RCN Noticias, claramente asumió la defensa del gobierno al que estuvo vinculado, sin renunciar al análisis de otros temas de coyuntura nacional. No obstante, apenas meses después del nuevo Gobierno, presidido por su primo Juan Manuel Santos, adoptó una postura crítica, en consonancia con la que fue asumiendo el expresidente Uribe. Francisco Santos trabajó en RCN Radio hasta septiembre de 2012, momento a partir del cual regresó a su actividad pública de mano del expresidente Uribe. Ahora, con el Centro Democrático busca ser el próximo alcalde de Bogotá.

Texto adaptado del texto: “Francisco Santos en la arena política”