Funcionario de la Defensoría resultó herido en medio de protestas por paro camionero en Bogotá

Ascanio Tapias fue agredido con una piedra en la cabeza cuando intentaba mediar enfrentamiento entre policías y manifestantes en la Calle 13.

El paro camionero continúa viéndose envuelto en hechos de violencia al cumplir 45 días. El miércoles durante la conmemoración de los 206 años de la Independencia de Colombia, manifestantes que se dirigían hacia el centro de la ciudad de Bogotá por la Calle 13 se enfrentaron con agentes del Esmad y en medio de este incidente, resultó herido un funcionario de la Defensoría del Pueblo.

La Defensoría del Pueblo es la encargada de mediar en este tipo de hechos, y el seleccionado de hacerlo fue Ascanio Manuel Tapias, quien mientras desarrollaba sus labores fue agredido en la cabeza con una piedra que lanzó al parecer uno de los manifestantes. (En video quedaron registrados los enfrentamientos)

Tapias relató a Noticias Caracol que realizaba acciones de mediación y verificación de los derechos de quienes participan en estas protestas cuando sintió que le cayó una piedra en la cabeza, la cual casi que le hace perder el conocimiento.

“Sucedió cuando la marcha llegaba a la Av. Boyacá con calle 13. Yo estaba de espalda cuando recibí el golpe, me agaché porque estaba botando sangre pero no entendía lo que estaba pasando”, narró agregando que no vio quien le lanzó el objeto.

Tras la lesión, Ascanio fue trasladado a la clínica donde le tuvieron que coger al menos 15 puntos en la cabeza. Afortunadamente se encuentra fuera de peligro.

Ascanio Tapias lleva 22 años trabajando para la Defensoría del Pueblo, de los cuales 16 los ha prestado a la mediación de protestas.

Los enfrentamientos iniciaron a las 9:00 de la mañana cuando la Policía no permitió que la marcha cruzara la Av. Boyacá hacia la 68, debido a que allí se desarrollaba el desfile militar. Ante la prohibición, los manifestantes quemaron llantas y lanzaron piedras a los agentes del Esmad, quienes con gases lacrimógenos y chorros de agua intentaron dispersarlos.

Varios periodistas de medios como Noticias Caracol y Caracol Radio también fueron agredidos, les quitaron sus equipos y les hicieron borrar lo que habían grabado sobre los enfrentamientos.

Los hechos de vandalismo terminaron casi alrededor de las 5:00 de la tarde, lo que afectó la movilidad en el occidente de Bogotá. Fueron capturadas cinco personas.