Funcionario del Distrito habría sido golpeado por policía

En plena Unidad Permanente de Justicia (UPJ), un subintendente de la Policía habría agredido al director de Derechos Humanos de la Secretaría de Gobierno, su superior jerárquico.

Andrés Idárraga, director de Derechos Humanos de la Secretaría de Gobierno. / Gustavo Torrijos - El Espectador

En la mañana del pasado lunes 18 de noviembre, Andrés Idárraga, director de Derechos Humanos de la Secretaría de Gobierno, fue a la Unidad Permanente de Justicia (UPJ) de la localidad de Puente Aranda a indagar sobre algunas denuncias que su despacho había recibido durante el fin de semana. Sorpresivamente, esta diligencia, que parecía rutinaria, terminó con una agresión directa contra su integridad y varias amenazas por parte de un subintendente de la Policía Metropolitana. Así lo denunció el funcionario ante los organismos de control.

Idárraga no estaba allí de forma gratuita. Como coordinador de todas las instituciones que hacen presencia en la UPJ, adelanta un proceso que ya completa dos meses y en el que se está verificando el cumplimiento de la sentencia C-720 de 2007 de la Corte Constitucional, que reglamentó a la UPJ. Además de revisar los procedimientos judiciales y policiales frente a los cientos de detenidos que ingresan diariamente a las instalaciones, el funcionario pretende activar una red de cámaras de vigilancia y mejorar las condiciones de salubridad y reclusión de las celdas que componen la UPJ.

El lunes, en medio de la verificación, el funcionario ingresó a una de esas celdas. Allí se encontraba un joven no mayor de 25 años que había sido detenido por no portar documentos de identidad y que, luego de cortarse una de sus muñecas, amenazaba al personal de Policía con quitarse la vida. Idárraga intercedió y llamó a sus familiares, pues “aparentaba tener algún tipo de desórdenes mentales”, contó el funcionario en diálogo con este diario. Tales padecimientos luego fueron corroborados por el padre del joven, que llegó a recogerlo. En medio de esa escena, apareció el subintendente Miguel Guevara Castañeda.

“Llegó muy molesto, dándome órdenes. Insultándome. Me dijo: ‘yo soy policía, si es necesario me quito el uniforme y lo volteo’. Asustado, bajé al primer piso para hablar con el comisario, que es su superior en la Policía, para que lo controlara. Sin embargo, él seguía muy agresivo”, cuenta Idárraga. Y añade que “ya en el primer piso, frente al comisario, siguió insultándome y me dio una patada en la pierna izquierda. Cuando se aprestaba a seguir golpeándome, otro patrullero lo detuvo”.

Según consta en las denuncias que el funcionario interpuso ante la Personería Distrital y la Fiscalía por lesiones personales y amenazas de muerte, las agresiones se dieron frente al comisario Carlos Quintero, delegados de la Personería y la psicóloga Patricia Olmos, de la Secretaría de Gobierno.

El Espectador consultó al coronel John Arango, jefe de derechos humanos de la Policía Nacional, quien afirmó conocer los hechos a través del mismo Idárraga y dijo que la oficina de control interno de la Policía Metropolitana tramitará la queja y “seguramente” abrirá un proceso disciplinario contra el subintendente Guevara. Además, este diario conoció que Guevara fue citado a contar hoy mismo su versión en control interno del Comando Operativo de Seguridad Ciudadana 4.

Esta es la segunda vez que Idárraga tiene incidentes con la Policía mientras oficia como director de Derechos Humanos de la Secretaría de Gobierno. El pasado 29 de agosto, durante las protestas del paro agrario, según cuenta, fue golpeado por uniformados. Actualmente cursa una investigación disciplinaria en la Policía por esos hechos, de la cual hasta ahora no se conocen resultados.

[email protected]

@CamiloSeguraA