Gobernador de Cundinamarca pide a los alcaldes no saltarse el plan de vacunación

Noticias destacadas de Bogotá

El dirigente recordó a los alcaldes de los 116 municipios del departamento respetar los turnos de la aplicación de vacunas. Advirtió que vacunar a alguien que no haga parte de la primera línea puede traer graves consecuencias penales.

Durante las últimas reuniones con los alcaldes del departamento de Cundinamarca, Nicolás García, gobernador del municipio, ha recordado la importancia de acatar al pie de la letra los protocolos y las prioridades del Plan de Vacunación Nacional, haciendo énfasis en las consecuencias legales que implicaría utilizar la posición política para vacunar a alguien que no haga parte de la primera fase establecida por el Ministerio de Salud.

Lea: Cundinamarca: así se distribuyeron las 1.770 vacunas en 13 municipios

“Todos tenemos afán y ansiedad de que nuestros seres queridos se vacunen con prontitud, pero eso no nos puede llevar a cometer el error de saltarnos las normas y de saltarnos los protocolos previstos en el plan nacional de vacunación. Que nadie se preste para vacunar a alguien que no está en la línea de priorización, que nadie caiga en la tentación de creer que no pasa nada si vacuno a mi papá o a mi mamá”, recalcó el gobernador.

Por ahora, el dirigente hizo un llamado a la paciencia, confiando que de la mano del Ministerio de Salud la vacunación en el departamento continúe, de tal manera que se pueda inmunizar rápidamente a todo el personal de salud y posteriormente a los adultos mayores de 80 años. Mientras tanto, su recomendación fue seguirse cuidando, manteniendo el distanciamiento social, evitando reuniones en espacios cerrados y usando correctamente el tapabocas.

Le puede interesar: Arrancó la vacunación contra el COVID-19 en 13 municipios de Cundinamarca

Cundinamarca inició la inmunización contra el Covid-19 el pasado jueves 18 de febrero, aplicando 1.770 vacunas en municipios como Girardot, Fusagasugá, Soacha, Facatativá, Mosquera, Funza, Cajicá, Chía, Sopó, Tocancipá, Pacho y Cáqueza. La primera vacuna se aplicó en el Hospital Regional de Zipaquirá.

Por ahora el departamento espera aplicar en los próximos días otras 1.884 vacunas, cifra que aunque es baja para el gobernador es bastante significativa, por lo que según él cada una de ella representa una vida. Para este segundo lote de vacunas, las dosis estarían destinadas para continuar con aquellos municipios en donde tienen cuidados intensivos, como La Vega, Villeta y Ubaté.

Comparte en redes: