Golpe a la administración Petro

Guillermo Asprilla fue destituido por ser funcionario del Distrito mientras era apoderado en una demanda contra el mismo. No podrá ejercer cargos públicos en doce años.

Guillermo  Asprilla.   / Archivo - El Espectador
Guillermo Asprilla. / Archivo - El Espectador

Guillermo Asprilla, hombre de confianza del alcalde Gustavo Petro y quien se desempeñaba como secretario de Gobierno, fue destituido ayer por la procuraduría General de la Nación e inhabilitado por doce años para ejercer cargos públicos.

La decisión se produce 10 meses después de que El Espectador revelara que el entonces director de la Unidad Administrativa Especial de Servicios Públicos tomó posesión de su cargo siendo el apoderado en una demanda contra el Distrito.

El 27 de septiembre de 1997, una explosión en el relleno Doña Juana afectó a los habitantes de más de 100 barrios cercanos al lugar. Los damnificados se unieron para interponer una acción de grupo contra el Distrito y le dieron poder a Asprilla para que los representara.

La demanda fue interpuesta en el Tribunal Administrativo de Cundinamarca. El 24 de mayo de 2007, el contencioso de Cundinamarca falló condenando al Distrito y a la firma Prosantana S. A. a indemnizar a cada uno de los ciudadanos que sufrieron las consecuencias del desastre del relleno sanitario Doña Juana, ubicado en el sector de Usme. La decisión del Tribunal de Cundinamarca fue apelada y el expediente pasó a la Sección Tercera del Consejo de Estado, continuando Asprilla como apoderado.

En los años siguientes, la militancia política de Asprilla se acrecentaría. Pese a un breve período de tiempo de estudios en el exterior, el abogado fue un activo militante del ala del Polo Democrático leal a Gustavo Petro. Por eso a su regreso al país, a mediados de 2011, se posesionó como concejal del Polo para reemplazar a Carlos Vicente de Roux (quien renunció para unirse al movimiento Progresistas del candidato Gustavo Petro) y luego renunció a su partido para unirse al mismo movimiento y acompañar a su antiguo compañero del M-19 en su aspiración a la Alcaldía de Bogotá.

Aunque Asprilla no había sido oficialmente notificado, la Procuraduría confirmó ayer la sanción contra el secretario de Gobierno por haber violado el régimen de inhabilidades al haber tomado posesión de la curul en el Concejo mientras tenía el poder de representación de las víctimas de Doña Juana.

Asprilla, además, ejerció como director de la Unidad Administrativa Especial de Servicios Públicos durante los primeros meses de la administración Petro. Esta era la entidad que él mismo había demandado con las víctimas del relleno sanitario.

Este es un duro golpe para una administración que ha perdido numerosos funcionarios de su gabinete y que tenía en Asprilla una de las fichas más comprometidas con el proyecto político del alcalde.

 

últimas noticias