Golpe al microtráfico en Bogotá: incautan 1.000 papeletas de bazuco y media tonelada de marihuana

En uno de los hechos, registrado en el sur de la ciudad, fue detenida una mujer que conducía una camioneta en la que movilizaba 160 mil dosis de marihuana tipo cripy.

Policía de Bogotá

En desarrollo de labores de inspección y vigilancia, la Policía de Bogotá propinó en las últimas horas un duro golpe a organizaciones dedicadas al microtráfico de estupefacientes en la ciudad.

En un primer hecho, registrado en el centro de la capital, fueron detenidos tres sujetos cuando, a bordo de un camión y haciéndose pasar como comerciantes, intentaban sacar más de 1.000 papeletas de bazuco en el sector de San Bernardo.

Según las autoridades, los estupefacientes estaban empacados y listos para ser comercializados, presuntamente en sectores aledaños del barrio San Bernardo. Ahora, se trata de establecer si los estupefacientes incautados pertenecen a alguna organización delincuencial que anteriormente delinquía en el extinto sector del Bronx.

“Los detenidos llevaban en su poder dos armas de fuego y lo que más llamó la atención de la Policía, fueron varios cuadernos con los datos y números telefónicos de presuntos clientes a quienes les comercializaban la droga”, explicó el teniente coronel Óscar Daza, comandante de la Fuerza Disponible de la institución.

Los capturados fueron puestos a disposición de las autoridades judiciales, mientras que la Policía continúa la investigación para establecer si hacen parte de alguna banda que persiste en delinquir en el centro de Bogotá.

Entretanto, en la localidad de Bosa las autoridades inmovilizaron una camioneta tipo Chana en la que eran transportada casi media tonelada de marihuana Cripy. Según pudo establecer la Policía, en total eran 970 paquetes de estupefacientes, que corresponden a casi 160 mil dosis de marihuana.

La droga –que, al parecer, provenía del sur occidente del país para surtir ollas de la ciudad– iba camuflada en lonas que, usualmente, son empleadas para transportar ropa y el vehículo era conducido por una mujer, con el objetivo de despistar a las autoridades.

“Una patrulla de la localidad identifica un vehículo sospechoso, que llama la atención. Se realizan labores de verificación y se establece que es marihuana. Con este golpe, se sacan del mercado 160 mil dosis de Cripy que iban a afectar entornos escolares. La mujer capturada aseguró ser la propietaria del vehículo y de la mercancía”, explicó por su parte el coronel Álvaro Guerrero, comandante de la estación de Policía de Bosa.

Durante el operativo, fueron capturados otros tres sujetos en inmediaciones del lugar. Se trata de establecer si los detenidos –quienes registran antecedentes por microtráfico, porte de armas y hurto agravado– escoltaban el cargamento. 

 

últimas noticias