Gustavo Petro firma acta de construcción del cable aéreo de Ciudad Bolívar

Petro aseguró que las obras no iniciaron en 2012, como se había previsto, debido a que el Concejo de Bogotá negó los recursos para el proyecto.

Alcaldía de Bogotá

La Administración Distrital, en cabeza del alcalde Mayor de Bogotá, Gustavo Petro, firmó este lunes, junto a líderes de Ciudad Bolívar, el acta en la que se consigna el compromiso de construcción del cable aéreo para la localidad ubicada en el sur de Bogotá, cuyas obras iniciarían el próximo año.

El Instituto de Desarrollo Urbano (IDU) indicó que para ese proyecto se han adquirido que a la fecha 93 de los 175 predios necesarios. Para esto se ha hecho una inversión cercana a los 8.000 millones de pesos, con lo que buscan que se inicie lo antes posible las obras que serían entregadas en 2018.

A su turno, el mandatario distrital resaltó el carácter ecológico que tendrá el nuevo medio de transporte que buscará movilizar a cerca de 3.600 pasajeros cada hora y tendrá una longitud de 3.3 kilómetros.

“No es lo mismo, esa busetica allá botando gases, efecto invernadero, que esta cabina que no va a botar ni un milímetro cúbico en todo el año, porque es eléctrico y porque la fuente de energía es la electricidad y en Colombia y Bogotá es el agua”, indicó Petro en diálogo con Caracol Radio.

Así mismo, el alcalde de la capital del país agregó que las obras no iniciaron en 2012, como se había previsto, debido a que el Concejo de Bogotá negó los recursos para el proyecto. Según Petro, el cable aéreo de Ciudad Bolívar tampoco tuvo el apoyo del Gobierno Nacional.

“Por sectarismo político de las obras del 2010 del Conpes: metro, tranvías, dos cables, Avenida Boyacá y otras, el Gobierno Nacional no ha puesto un peso, antes lo hacían, incluso en el de Uribe. En los dos gobiernos de Santos no pusieron ni un peso”, resaltó el mandatario distrital.

Petro explicó que el sistema tendrá cuatro estaciones y 160 cabinas. Cada recorrido demorará en promedio 13 minutos, con lo que los usuarios ahorrarían entre 30 y 50 minutos diarios, especialmente los habitantes de los sectores de Lucero y San Francisco.