Habitantes de calle desalojados del Bronx ahora agobian a Facatativá

Según la comunidad, el fenómeno inició justo con el desalojo de esa olla en el centro de Bogotá. Alcaldía municipal advierte que se duplicó el número de estas personas en la población.

La inseguridad, el consumo de drogas y el desaseo protagonizado por habitantes de calle, dispersos tras la intervención del Bronx, son problemáticas que ya comienzan a afectar al municipio de Facatativá, donde sus habitantes denuncian que se multiplicó la presencia de estas personas tras los operativos de mayo pasado.

Según evidencian videos divulgados por la comunidad, grupos de habitantes de la calle se tomaron la abandonada estación del tren, ubicada a pocos metros de una de las vías principales de la población. De acuerdo con los vecinos, estas personas también se están concentrando en parques, plazas de mercado y lotes.

“Hay droga y hay prostitución. En el mismo sitio donde se alojan ellos se ve una cantidad de cosas que son bárbaras y tremendas. No queremos que esto se convierta en un segundo Bronx”, reclamó un vecino del sector en diálogo con Noticias Caracol, mientras que una habitante reportó el hallazgo de objetos presuntamente robados y armas blancas en los sitios tomados por esta población: “Hemos encontrado bolsos solo con los documentos, así como cuchillos grandes que, creemos, botan estas personas ante los operativos de la Policía”.

La Administración municipal no es ajena a la problemática y advierte que luego la intervención al Bronx del 28 de mayo, que acabó con esas cuadras del crimen en el centro de Bogotá, la presencia de habitantes de calle en Facatativá se duplicó.

“Al día de hoy tenemos alrededor de 81 habitantes de calle; prácticamente se duplicó la cantidad de personas que teníamos (…) Efectivamente no hay otra explicación sino que han migrado hacia los municipios de la Sabana de Occidente”, admitió Luis Carlos Casas, secretario de Desarrollo de Facatativá.

Mientras la Alcaldía de Facatativá avanza en la caracterización de habitantes de calle para brindarles atención y se declara a la espera de ayudas por parte de la Gobernación de Cundinamarca, avanza también en diálogos con la Alcaldía Mayor de Bogotá para coordinar estrategias que permitan atender la problemática.

Temas relacionados