Hablan los creadores del mural de Jaime Garzón que incomoda al uribismo

Mal Crew, un colectivo de artistas de Los Andes y La Javeriana, explican el sentido de la imagen que se viralizó en las últimas horas.

Foto: Lucas Rodriguez

Con su gesto lo dijo todo. Jaime Garzón, personificando a Heriberto de la Calle, lo volvió a hacer. Se burló de la política colombiana 19 años después de que lo asesinaran. “Centro Democrático es confianza”, dice la valla del movimiento político. La mueca de Jaime, como entre preocupación y sorpresa, parece responder a ese enunciado.

El gesto de Heriberto de la Calle hace parte de un gigantesco mural creado por un colectivo de artistas de Los Andes y La Javeriana llamado Mal Crew. Son en total ocho jóvenes entre los 25 y los 30 años. El Espectador habló con ellos.

Fonso, Cuervo 21, Ghore167, Terms73, Río, Ángela Atuesta, Somos, Otorongo, Sátiro y Alaniz, duraron siete días interviniendo este espacio. Sin embargo, llevan 5 años trabajando sobre esa pared. Jaime Garzón siempre fue su inspiración. Eso quiere decir entonces que la obra fue primero.  La valla la instalaron después. Mala suerte, pensarán algunos.

Lea también: Hablan los creadores de las tendencias contra Claudia Gurisatti

En este mural, el que se viralizó por aquellas cosas de la curiosidad política, llevan trabajando siete días. Pero ha tenido una metamorfosis notoria.

Hace cinco años pintaron la frase ‘País de Mierda’, luego, con muchos colores y una corta sonrisa, estuvo el rostro de Jaime Garzón, después, cuando el paso del tiempo hizo su labor y la cara de Jaime se desdibujó, decidieron pintar a Dioselina Tibaná, la cocinera tolimense de la Casa de Nariño que contaba las intimidades del Alto Gobierno mientras preparaba la comida para el 'dotor'.

El que pintan por estos días, es una nueva versión de ese mural. Tiene como eje central una frase: El valor de la palabra.

“El mural ha cambiado como han cambiado los tiempos. Con él ayudamos a cambiar las narrativas. Desde que empezamos se ha modificado mucho pero siempre se ha desarrollado de forma orgánica, pero elegimos a Jaime como eje central de nuestro trabajo porque decidimos mantener sus ideas vivas”, dijo Juan Camilo Alfonso, uno de los artistas.

Alfonso, como el resto de sus compañeros, se ha visto sorprendido por la viralidad de las imágenes del muro en el que trabaja. Reflexiona. “Me devuelve la fe que una imagen pueda decir tanto sin escribir absolutamente nada”.

Además: “El humor es como un desinfectante para la sociedad”: De la Calle recuerda a Jaime Garzón

Y sigue: “Sorprende que en Colombia la gente se sienta tan afectada por una imagen. Deja ver el grado de polarización en el que estamos”, agrega.

En este sentido, Federico Montealegre, otro de los artistas que trabaja en la obra, señaló en el diálogo con El Espectador: “Mucha gente del partido del Centro Democrático ha estado escribiendo que Jaime Garzón es un guerrillero que daría lo mismo haber pintado a Timochenko. Pero, de alguna forma lo que queremos mostrar es eso, que la memoria es un proceso sobre cosas reales, no ficticias como lo quieren hacer ver”.

Oscar Heredia explica que la obra busca tener varios significados. “Los que la ven de cerca piensan una cosa y los que la ven de lejos, la obra les comunica otra cosa”.

Y la pregunta que muchos se hacen: ¿Se puede vivir del arte? Con un contundente si, Federico Montealegre responde: “Se puede vivir del arte porque es una posibilidad de actuar y de encontrar una posición bien fundamentada frente al proceso de ciudad”.

Como lo fue Jaime, Montealegre suele ser crítico. Habla de la novela que en enero de 2018 estrenará el canal RCN sobre la vida de Jaime Garzón.

“Nuestro trabajo es con respeto. No es coger hacer una figura que tuvo un valor en la sociedad solo porque sí. La novela no va a aportar mucho a la construcción de la memoria. La novela solo utilizará la imagen para ganar rating”, sentencia.