Hacinamiento en salas de urgencias de Bogotá asciende al 250%

Por gripe, estrés e incluso, ‘guayabo’, muchos ciudadanos acuden a un servicio de urgencias en clínicas y hospitales de la ciudad, lo que deriva en sobreocupación.

Se estima que el Hospital de Kennedy recibe hasta 300% más de los pacientes que puede atender durante los viernes, sábados y domingos. /Luis Ángel - El Espectador

Según estadísticas de la Secretaría Distrital de Salud, en Bogotá hay 96 servicios de urgencia habilitados, destinados a atender de forma inmediata a pacientes con eventual riesgo de muerte o secuela grave. Sin embargo, en la Red Pública de clínicas y hospitales de la ciudad se registra una tasa de sobreocupación del 250%.

Entre otras, la Administración Distrital atribuye este fenómeno a un uso inadecuado de los denominados servicios de alta complejidad; es decir, que alguien acuda a un centro médico aduciendo una urgencia de atención inmediata, cuando su dolencia puede ser atendida de manera progresiva.

Ante esta problemática y en el marco de la declaratoria de emergencia sanitaria derivada de la grave crisis que afrontan los servicios de urgencias, este miércoles la Secretaría de Salud lanzó una estrategia orientada a que los ciudadanos hagan un uso eficiente y responsable de estos servicios. (Lea: Declaran emergencia sanitaria en Bogotá por crisis de servicios de urgencias)

“Esta estrategia busca concientizar a la comunidad en el uso racional de los servicios de urgencias, que no haya abuso. Se calcula que cerca del 40% de los servicios de alta complejidad reciben pacientes que no requerían estar en este nivel y que podían estar en los servicios de atención prioritaria”, advirtió el director de Urgencias y Emergencias en Salud, Gabriel Darío Paredes.

De los 96 servicios de urgencia habilitados en el Distrito, 55 están distribuidos en la Red Privada y 41 en la Red Pública, que han reportado una sobreocupación casi permanente que asciende al 300% en la primera rama y 250% en la red pública.

De acuerdo con la Secretaría de Salud, la sobreocupación en los servicios de urgencias se convierte en una “amenaza permanente en todos los hospitales y clínicas”, ya que no solo se afecta la oportunidad de atención, sino que también “aumenta el riesgo de complicaciones, fallas en la prestación de los servicios y aumento en las tasas de morbimortalidad”.

La campaña iniciada por el Distrito busca además sensibilizar a los ciudadanos sobre qué es una urgencia, cuándo acudir o no a este tipo de servicios y acciones encaminadas a mejorar la atención en términos de oportunidad, suficiencia, pertinencia, accesibilidad, seguridad, continuidad y humanización.

¿Qué es una emergencia?

  • Implica una necesidad apremiante de salvar vidas.
  • Comprende riesgo de muerte o de secuela funcional grave.
  • Es la alteración de la integridad física y/o mental de una persona
  • Requiere de atención médica inmediata.

¿Cuándo acudir a un servicio de urgencia?

  • Cuando la persona afectada está inconsciente.
  • Por pérdida abundante de sangre.
  • Ruptura de huesos.
  • Heridas profundas.
  • Caídas de altura.
  • Accidentes que comprometan la vida del paciente.
  • Cuando se observan dificultades al respirar.
  • Quemaduras severas.
  • Reacciones alérgicas o en caso de intoxicación.
  • Trastorno de conciencia.

¿Qué NO es una emergencia?

  • Resfríos.
  • Estrés, depresión o angustia.
  • Curaciones.
  • Resaca por consumo de bebidas alcohólicas.
  • Incapacidad médica.

Tenga en cuenta que

  • Por dolencias menores usted puede acercarse a los servicios de consulta externa o citas médicas.
  • Estas acciones, contribuirán en descongestionar los servicios de urgencias de hospitales y clínicas del Distrito.