Hallaron cuatro muertos y un herido en un bar en Fontibón

Los hechos se registraron a la altura de la carrera 100 con calle 25G. Las víctimas eran dos dueños del local y dos empleados.

Las víctimas fueron los dueños del bar y dos empleados. Gustavo Torrijos

Era medio día cuando los habitantes de la localidad de Fontibón se enteraron que en el bar Oxígeno, ubicado en la carrera 100 con calle 25 G, las autoridades hallaron a cuatro personas muertas y dejaron otra herida. Las víctimas, dos dueños del local y dos empleados, fueron amordazados y posteriormente asesinados con arma blanca, según las autoridades.

Los hechos ocurrieron en la madrugada, justo cuando cerraron el bar. El coronel Dairo Hernán Puentes, comandante operativo de la Policía Metropolitana de Bogotá, aseguró que “las personas estaban haciendo aseo en el momento del asesinato”. Las sillas estaban sobre las mesas, no había ninguna botella de licor y se encontraron utensilios de limpieza.

Si no hubiera sido por la alerta de los familiares de las víctimas, nadie hubiera notado el crimen. Los vecinos no escucharon ruidos y la fachada del local estaba cerrada, como todas las mañanas. Virgelina Olaya, mamá de una de las víctimas y empleada doméstica de los dueños del bar, fue quien reportó preocupada la ausencia de sus jefes.

“Yo trabajo en la casa de los dueños del bar cuidando a sus hijos. Ellos tenían el local hace seis años y desde entonces llegaban a su casa a las 4:30 a.m., muy puntual. A esa hora me levanté y como no los vi, llamé primero a mi hijo, que era uno de los meseros, pero no me contestó. Me angustié y llamé a los hermanos de mis jefes y ellos denunciaron a la Policía”.

Las autoridades llegaron y apenas entraron al segundo piso, donde está ubicado el bar, encontraron sangre. Unos metros más adelante estaban los cuerpos amarrados, cuatro muertos y uno herido. De inmediato pidieron el apoyo de policía judicial y de una ambulancia para trasladar al sobreviviente al Hospital de Fontibón. Las autoridades determinaron que recibieron 17 puñaladas. 

Aunque los investigadores aún no se atreven a diagnosticar las causas de los hechos, los familiares afirman que, probablemente, se trató de un atraco, pues la pareja nunca recibió amenazas ni tenía enemigos. Sin embargo, algunas pruebas hacen inclinar la balanza por la opicón de la venganza. 

La Policía le pidió a los ciudadanos que si tienen alguna pista o saben de los responsables denuncien a la Línea 123.

¿Quiénes eran las víctimas?

Los dueños se llamaban Franklin Caicedo (39 años) y Graciela Trujillo (37 años). Tenía dos hijos de 11 y 6 años. Este último con problemas de autismo. Caicedo era oriundo del departamento de Nariño, mientras que Graciela, de Huila.

Sus familiares cuentan que eran propietarios de este local y de otro de venta de celulares. Esperanza Mateus, cuñada de las víctimas, expresa que era una pareja muy trabajadora y no tenían líos y jamás recibieron amenazas. “Por eso creo que se trata de un atraco, pero tenemos que esperar qué nos dicen los investigadores”.

Las otras dos víctimas eran los meseros del lugar. Uno de ellos, Duver Trujillo, hijo de Virgelina, apenas tenía 18 años y acababa de finalizar sus estudios de bachillerato. Solo trabajó un mes en Óxigeno. Del otro mesero solo se supo que se llamaba Luis, tenía 23 años y provenía de Chocó.

La única persona que sobrevivió, al parecer, era el DJ del bar. Ahora está en el hospital y su estado es reservado.

683096

2017-03-05T14:24:12-05:00

article

2017-03-06T08:01:20-05:00

jgonzalezpenagos_79

none

Redacción Bogotá

Bogotá

Hallaron cuatro muertos y un herido en un bar en Fontibón

58

3583

3641