Hasta la Alcaldía de Bogotá rechazó a Donald Trump

Bogotá buscaba ser sede de Miss Universo 2015.

Efe

Los comentarios racistas del candidato presidencial en Estados Unidos, Donald Trump, han provocado una avalancha de críticas no solo de artistas, cantantes y medios de comunicación; hasta la Alcaldía de Bogotá rechazó al empresario retirando la postulación de la capital de la República de querer ser sede de Miss Universo 2015.

El Instituto Distrital de Turismo había manifestado su interés, a través de una misiva dirigida a los organizadores de Miss Universo, en que Bogotá fuera sede del certamen de belleza, pero una vez Trump se manifestó en contra de los mexicanos decidieron retirar la postulación.

“Hoy son por los mexicanos, mañana podrá ser por los colombianos y así en general por todos los latinos, entonces nosotros vamos a desistir de la postulación de Bogotá desde el Instituto Distrital de Turismo y desde la Alcaldía Mayor”, señaló Tatiana Piñeros, directora el Instituto Distrital de Turismo.

Las palabras ofensivas de Trump también lograron que la cadena hispana de televisión Univisión anunciara su rompimiento con el negocio de reinados de Donald Trump a raíz de los comentarios del precandidato republicano a la Casa Blanca sobre los inmigrantes mexicanos.

Trump anunció demandas a Univisión por incumplimiento del contrato y prohibió a los empleados disfrutar de un complejo turístico y campo de golf de su propiedad localizado en Miami (EE.UU.), y vecino además de la sede de esta cadena hispana.

NBC también canceló todo vínculo con Trump, es decir, su participación en los certámenes y en el reality show "The Apprentice".

En Colombia, uno de los primeros en manifestar su descontento con las declaraciones xenófobas fue el reguetonero J Balvin, quien canceló su presentación en Miss USA. Al conocer del comentario del multimillonario propietario del concurso Miss Universo dijo que a Donald Trump “se le fue la mano”, por eso anunció que “como latino toca hacernos respetar” y ahí decidió rechazar la invitación para ser parte de la ceremonia.

“Creo que la música es para divertirse y que la gente tenga un buen rato. No soy un salvador y no soy Robin Hood pero en este caso, me siento totalmente cómodo y responsable con mi decisión de cancelar”, explicó.

Por otra parte, este lunes se conoció que la edición de este año del torneo de golf de la Fundación Ricky Martin, que estaba previsto que se realizara en agosto próximo en el Trump International Golf Club -propiedad de Donald Trump-, fue trasladado a otro campo deportivo de Puerto Rico ante los comentarios xenófobos del multimillonario.

 

 

Temas relacionados