“Hay un club de enemigos del metro”: Peñalosa

Frente a las críticas de que su administración supuestamente presentó al Concejo estudios del metro subterráneo para hacer uno elevado, el alcalde aseguró que se ha hecho lo correcto en términos legales, técnicos y financieros.

Cristian Garavito - El Espectador

Ante los cuestionamientos formulados desde el Concejo de Bogotá frente a los estudios del metro –en particular, los realizados por el cabildante Hollman Morris (Progresistas), quien mañana liderará un debate de control político en la corporación– este martes el alcalde Enrique Peñalosa, sin hacer una mención directa, aseguró que “hay un club de enemigos” del sistema.

(Lea: Congreso y Concejo de Bogotá citan a Peñalosa para rendir cuentas sobre el metro elevado)

Previamente, el mandatario había salido en defensa del metro al argumentar que todas las decisiones técnicas, legales y financieras tomadas en relación con la primera línea han sido las correctas.

“Hay un club de enemigos del metro, pero su ruido no pasará de ser solo eso. Nuestro metro avanza muy bien. Con el apoyo del Gobierno Nacional, de la banca internacional y de los ciudadanos que prefieren las obras a la carreta”, aseguró Peñalosa a través de su cuenta en Twitter.

(Lea: Juez determinó que vigencias futuras excepcionales del metro fueron legales)

El origen de la controversia fue un fallo del Juzgado Cuarto Administrativo de Oralidad del Circuito de Bogotá, que confirmó que el trámite a través del que se aprobaron vigencias futuras excepcionales para el sistema contó con todas las garantías legales y desestimó la demanda interpuesta por una ciudadana.

A finales de 2016, la administración declaró la caducidad de esa autorización y decidió no acceder a ellas, para luego tramitar vigencias futuras ordinarias, las cuales son las que están en firme. La diferencia entre las excepcionales y las ordinarias es que las primeras requerían estudios de ingeniería de detalle, mientras las segundas solo requerían estudios de factibilidad.

El acuerdo demandado avalaba a la administración, a través de la Secretaría de Hacienda, para asumir compromisos con cargo a presupuestos de vigencias futuras excepcionales por un valor de $4,14 billones entre 2017-2036, con el propósito de cofinanciar el proyecto de la primera línea del metro. Sin embargo, en el fallo se destacó que la primera línea del metro, para la cual se aprobaron compromisos con cargo a vigencias futuras, se encontraba soportada en estudios que cumplen los requisitos.

En este caso, el concejal Morris señaló que si bien el juez en su fallo acepta que el Distrito presentó estudios y cumplió el requisito que exigen la norma, lo que no dice y “con lo que pretenden engañar a los ciudadanos, es que los estudios que presentaron para acceder a las vigencias futuras excepcionales fueron los de detalle del metro subterráneo”.

Y agrega: “Luego de que les aprobaron vigencias futuras excepcionales, la secretaria de Hacienda emitió un oficio en diciembre de 2016 en las que señala que iban a usar esos recursos. Es más, en el proceso que hoy celebra el Distrito, tampoco dicen que la administración le tuvo que reconocer al juez que los estudios que presentó para el trámite demandado fueron los estudios para el metro subterráneo. El que el Distrito hubiera pretendido acceder a recursos para un metro elevado, con los estudios de un metro subterráneo, es la más grande demostración de un gobierno corrupto”, agrega el concejal opositor.    

El oficio al que hace referencia el cabildante fue firmado por los secretarios de Hacienda, Beatriz Elena Arbeláez, y de Movilidad, Juan Pablo Bocarejo, y certifica que el Distrito no utilizaría las vigencias futuras autorizadas. "Conforme a lo informado durante el trámite del proyecto de acuerdo referente al presupuesto anual de rentas y apropiaciones del Distrito para la vigencia fiscal 2017, el Gobierno de Bogotá no hará uso de la autorización otorgada por el Concejo", se lee en el documento.

La nulidad de la demanda es solo un abrebocas de la semana a la que se enfrentará el proyecto del metro, pues el Concejo de Bogotá y el Congreso de la República concretaron sus intenciones de citar al alcalde de Bogotá, Enrique Peñalosa, y lo llamaron a un debate de control político el próximo miércoles 12 de septiembre, donde se busca versar sobre temas como el proceso de selección de contratistas, el endeudamiento y la inversión para dicha obra.

 

* * * 

Si quiere conocer más sobre lo que pasa en Bogotá, lo invitamos a seguir nuestra página en Facebook:

 

 

últimas noticias