Investigado por acceso carnal violento

Hechos por los que le imputaron cargos al presunto agresor de Laura Catalina

La Fiscalía investiga formalmente a William Rodríguez Gómez, de 26 años, señalado de violentar sexualmente a una joven de 18 años en el municipio de La Calera (Cundinamarca). El procesado insiste en su inocencia.

William Rodríguez Gómez, de 26 años. / Cristian Garavito - El Espectador

A los estrados judiciales llegó finalmente el caso de Laura Catalina, la joven de 18 años que habría sido víctima de abuso sexual en la madrugada del pasado 31 de diciembre en La Calera (Cundinamarca). Desde el día de los hechos, los familiares de la mujer señalaron como autor de la agresión a William Rodríguez Gómez, un hombre de 26 años, quien asegura que se dedica a organizar eventos y carreras de caballos. Mientras los familiares de la joven y los residentes del municipio reclaman justicia, el procesado insiste en su inocencia.

Según sus familiares, la joven salió ese día a departir con unos amigos y unos primos, con ocasión de las fiestas de fin de año del municipio. Al parecer el hombre, que se movilizaba en una cuatrimoto, se ofreció a llevarla a su casa y la joven accedió. “Laura Catalina refirió que en esa madrugada del 31 de diciembre fue accedida sexualmente por William Rodríguez en contra de su voluntad y que a pesar de sus súplicas y rechazo, él optó por accederla, no solo ejerciendo fuerza física sino también presionándola de manera psicológica”, indicó la Fiscalía.

De acuerdo con la denuncia, la joven ingresó al apartamento en donde se hospedaba Rodríguez Gómez luego de que él “se ganara su confianza”. “Ella estaba con dos primos y unos amigos departiendo en un bar de La Calera y ahí entró William Rodríguez, quien empieza a cortejarla. Como ya estaba tarde, decidieron continuar la rumba en la casa de él. Allí uno de los primos de Laura Catalina le dijo a ella que se podía ir con Rodríguez despacito en la moto de Rodríguez y que ellos los seguían”. 

Al llegar al apartamento, indicó la Fiscalía, William Rodríguez siguió cortejándola mientras esperaban que llegaran los primos. “Como ninguno de ellos apareció, la joven regresó al bar y de ahí decidió ir a buscarlos, y unas cuadras más adelante él la interceptó y le preguntó por qué lo había abandonado y por qué se le estaba escapando”.

Al parecer, ella le pidió un minuto de celular a Rodríguez para llamar a sus familiares. Él le respondió que sí, pero que su teléfono se había descargado. “La invitó a que fueran a cargar el celular a su apartamento, y es así como la joven volvió a ese lugar”.

“De un momento a otro el sujeto cambió su comportamiento de confianza y de tranquilidad y cogió a la joven a la fuerza y la llevó al cuarto principal”. En ese instante, según la investigación, él la insultó, la agredió y la violentó sexualmente.

A los pocos días, Laura Catalina hizo públicas unas fotografías de los rastros de la posible agresión. Las imágenes y el estado psicológico de la joven (quien, según sus familiares, dice que no quiere seguir viviendo) despertaron la indignación de los habitantes del municipio, que les piden a las autoridades celeridad en las investigaciones.

Para el ente acusador, hay pruebas suficientes que vincularían a Rodríguez con el abuso y la golpiza de las que fue víctima Laura Catalina. Por esa razón, la Fiscalía le imputó en la tarde de ayer el delito de acceso carnal violento. 

“Se cuenta con la denuncia formulada esa misma mañana y con la valoración sexológica practicada hacia las 5:00 a.m. por el médico legista del centro de salud de La Calera. Así como con fotografías que evidencian lesiones en el cuello y en su labio inferior izquierdo”, señaló la Fiscalía en el curso de la audiencia. 

Si bien los familiares de Laura Catalina insisten en que hay pruebas contundentes, el procesado tiene otra versión de los hechos. Según su defensa, ese día sí hubo una relación sexual, pero -dijo- fue consentida en el momento en que subieron al apartamento

“Yo lo único que espero es que se aclare esta situación, que salga a la luz pública. ¿Por qué tanto interés de verme en la cárcel y por qué a los medios no los dejan entrar a la audiencia? Tenemos vídeos y fotos que desmienten esos testimonios”, señaló Rodríguez.

Por su parte, José Luis Mozo, abogado del procesado, advierte que cuenta con pruebas que pueden desvirtuar la teoría de la Fiscalía. “El ente acusador toma como palabra de Dios lo que está diciendo la supuesta víctima; yo tengo elementos que me permiten pensar que las cosas fueron como él dijo”.

A lo largo del proceso judicial, que hasta ahora comienza, tanto los resultados del dictamen de Medicina Legal como las fotografías y las entrevistas a los testigos serán claves para establecer si William Rodríguez Gómez es o no responsable de los hechos que las autoridades le endilgan. Aun así, la Fiscalía asegura que este episodio no quedará impune.

De acuerdo con cifras de la Policía, en 2017 se registraron 1.635 denuncias por acoso y abuso sexual en Cundinamarca, 24 de los cuales se registraron en el municipio de La Calera.


Si quiere conocer más sobre lo que pasa en Bogotá, lo invitamos a seguir nuestra página en Facebook