La hoja de ruta de los verdes

Antonio Sanguino y Carlos Vicente de Roux piden consulta para decidir quién sería el candidato oficial. Enrique Peñalosa sólo entraría a la contienda si hay coalición con otros.

Antonio Sanguino, Carlos Vicente de Roux y Enrique Peñalosa ./Archivo

A menos de un mes de que se venza el plazo para que los partidos y movimientos informen cuáles candidatos participarán en las consultas que se realizarán el 19 de abril, el partido Alianza Verde trazó una hoja de ruta que prevé una consulta y eventuales encuestas y coaliciones con otros movimientos y partidos políticos para asegurar el gobierno desde el Palacio Liévano el próximo cuatrienio.

La propuesta que Enrique Peñalosa, Antonio Sanguino y Carlos Vicente de Roux presentaron ayer a la mesa directiva del partido consiste en definir muy pronto la fecha de inscripción formal de precandidatos.

Luego se definirán el mecanismo y la fecha para escoger el candidato oficial del partido a la Alcaldía. Sanguino y De Roux proponen que se haga a través de la consulta prevista por las autoridades electorales para el próximo 19 de abril.

Entonces vendrían las alianzas. El comité ejecutivo, en asocio con quien resulte candidato de la Alianza Verde, adelantará gestiones y buscará consolidar acuerdos políticos y programáticos con partidos y líderes políticos, para constituir coaliciones que presenten un candidato común en las elecciones del 25 de octubre. La coalición definirá un mecanismo para la selección del candidato común, el cual podrá consistir en una o varias encuestas.

Según la fórmula planteada, podrán participar como precandidatos de la coalición personas de la Alianza Verde distintas al candidato oficial del partido, si son propuestas por otros partidos o grupos significativos de ciudadanos. Es aquí donde entraría el exalcalde de Bogotá, Enrique Peñalosa. Si hay coalición propondría su nombre para competir en una encuesta con los candidatos de otros partidos o movimientos que se sumen a esta alianza.

Peñalosa ha dejado claro que no le interesa asumir en solitario y tan tempranamente el costo y el desgaste político que también trae consigo una campaña; sobre todo en su caso, pues se ha quemado en tres oportunidades. “Partido Alianza Verde tenía premura por escoger candidato. Mi decisión de candidatura tenía y tiene otros tiempos”, aseguró Peñalosa en su cuenta de Twitter ayer.

Si bien la coalición está en la hoja de ruta, todavía es prematuro decir con quién se haría: eso dependerá del ritmo de la campaña, los candidatos y las encuestas. “Un equipo con personas como Rafael Pardo, Marta Lucía Ramírez o el mismo precandidato de la Alianza Verde que sea elegido. Lo que propongo es básicamente la misma Unidad Nacional, más verde, más Peñalosa”, señaló Peñalosa.

Por su parte, Antonio Sanguino cree que ese momento sólo debe darse si es aconsejable y necesario: “Con programa en mano, decidiremos si lo hacemos y con quién”. Lo claro también es que antes de que terminen bailando en tarima con algún partido, como en el pasado, deberán fortalecer su programa, y para eso la dirección distrital de la Alianza Verde estará al tanto de la elaboración del programa, que no quedará sólo en manos del candidato escogido.

Con esta propuesta Sanguino, Peñalosa y De Roux buscan fortalecer el partido y su ideario. Mientras se decanta un poco la campaña, Peñalosa seguirá siendo imagen y fuerza verde en busca de votos para los ediles y concejales de Bogotá. Para de Roux, si el partido llega con candidato único al 20 de abril, cuando se conocerían los resultados de las consultas, ganaría fuerza y brío de cara a los comicios.

 

[email protected]