Hombre que habría asesinado a cuatro miembros de su familia ya está en la cárcel

Fue recluido en la cárcel Modelo.

Hernando Hernández Patiño, el hombre de 45 años, que presuntamente sería el responsable de asesinar a su esposa, su cuñada y sus dos hijos en la localidad de Bosa el pasado fin de semana, fue recluido en la cárcel Modelo.

El Inpec confirmó que el sujeto ingresó al centro penitenciario este miércoles 13 de noviembre, tal como lo había ordenado el juez de su caso cuando le imputaron cargos y luego de que la Fiscalía solicitara la medida de aseguramiento mientras éste se encontraba en el hospital de Kennedy recuperándose de las heridas luego del ataque.

Fue recluido en la torre de unidad de medida especial 4, pabellón para internos que tienen condición específica de seguridad porque podrían ser agredidos.

El trágico hecho en el que murieron cuatro personas se presentó en la calle 80 con carrera 77 G sur en el barrio San Diego de Bosa.

Hernández Patiño habría atacado con un machete a su esposa, su cuñada y sus dos hijos, eso fue lo que dijo uno de sus hijos de 12 años que sobrevivió al ataque.

El niño dijo que el responsable del crimen había sido su padre, quien fue arrestado, pero las autoridades lo tuvieron que llevar al Hospital de Kennedy porque había intentado quitarse la vida con una herida en el cuello.

Cuando los investigadores del CTI de la Fiscalía llegaron a la vivienda de la familia Hernández se encontraron con una escena comparable solamente con la de un thriller. Según los datos señalados en la URI de Kennedy, en una de las habitaciones de la vivienda estaban los cuerpos de Jenny —con un cuchillo en su mano derecha, que al parecer le habían puesto después de herirla— y María Camila —quien al lado suyo tenía una hoja metálica de un cuchillo, pero sin empuñadura— tendidos cada uno en camas sencillas.

De acuerdo con los primeros informes, Hernández llegó a su casa a las 12:00 de la madrugada del domingo en estado de alicoramiento. Despertó a Jenny y comenzó una discusión con ella en la habitación principal del segundo piso. Luego vinieron los golpes y el machete. María Camila, la sobrina de Jenny, intentó detener al hombre enfurecido. Pero el resultado fue el mismo: éste le propinó múltiples heridas en cráneo y tórax. Ambas mujeres perdieron la vida al instante.

No es claro si mientras ocurría el asesinato los niños estaban despiertos. Al parecer, Hernández fue hasta la habitación donde dormían y los atacó “indiscriminadamente” con arma blanca. Los hirió en la misma parte del cuerpo que a las mujeres: el cuello y el tórax. “El niño de 8 años estaba en una cuna prácticamente decapitado, por poco los investigadores del CTI no le encuentran la cabecita pegada al cuerpo”, dijo una fuente del caso.

(Vea la galería: La llamada al 123 que alertó sobre la matanza en bosa)