Conversatorio de Colombia 2020

hace 3 horas

La hora cero de Héctor Zambrano

Contrato de ambulancias por $67.000 millones, pieza clave en la investigación contra el exsecretario de Salud.

 Héctor Zambrano Rodríguez, exsecretario de Salud del Distrito.  / Archivo
Héctor Zambrano Rodríguez, exsecretario de Salud del Distrito. / Archivo

Este martes se realizará la audiencia de imputación de cargos contra el exsecretario de Salud Héctor Zambrano, por considerarlo ficha clave del carrusel de la contratación en ese sector. La Fiscalía pedirá medida de aseguramiento.

Héctor Zambrano Rodríguez, exsecretario de Salud de la administración de Samuel Moreno, es reconocido, junto con el exconcejal Hipólito Moreno, como los funcionarios públicos que presuntamente agrandaron ilegalmente sus bolsillos a costa de los recursos destinados para prestar servicios de salud a los habitantes de la capital. Según fuentes de la Fiscalía, tanto Moreno como Zambrano recibieron coimas por hacer efectivos favores que se les pagaban muy bien. Esas mismas fuentes aseguran que hoy, en la audiencia de imputación de cargos contra Zambrano, el ente acusador pedirá medida de aseguramiento para el exsecretario.

Zambrano Rodríguez sería acusado de los delitos de interés indebido en la celebración de contratos, contrato sin cumplimiento de requisitos legales, cohecho propio y peculado por apropiación. El vicefiscal general, Jorge Fernando Perdomo, confirmó que los hechos por los cuales se investiga al exfuncionario distrital están relacionados con la firma de un contrato para operar el servicio de ambulancias en Bogotá, acuerdo que ascendió a $67.000 millones. La firma encargada de ejecutarlo es la Unión Temporal Transporte Ambulatorio.

El actual secretario de Salud, Guillermo Alfonso Jaramillo, le dijo a este diario que “la Unión Temporal Transporte Ambulatorio incumplió dos compromisos por los cuales ganó más puntos en la licitación. Por un lado, iba a tener cuatro coordinaciones con cuatro unidades móviles. Por el otro, debía tener 22 ambulancias de respaldo por si alguna quedaba fuera de servicio. Nunca tuvo ni lo uno ni lo otro. Aún hoy no lo tiene”.

De acuerdo con el informe de la Comisión de Seguimiento a la Contratación en Bogotá, realizado por el alcalde Gustavo Petro y el concejal Carlos Vicente de Roux, esta unión temporal es un consorcio de tres empresas, una sola de las cuales cuenta con experiencia en servicios de transporte ambulatorio. Se trata de Transporte Ambulatorio Médico, que puso el 30% del capital de la unión.

Las otras dos empresas, Suárez y Silva Ltda. e Ingenieros Contratistas (con el 20% y el 50% de la participación, respectivamente), estaban vinculadas al sector de la construcción de infraestructura en el momento de la licitación.

Por otra parte, según las declaraciones de varios implicados en el desfalco del carrusel de la contratación, Zambrano Rodríguez comenzó cooptando la contratación de hospitales públicos de Bogotá, como el Simón Bolívar, Meissen, el Tintal, entre otros, poniendo las fichas de unos más poderosos que él en la gerencia. De acuerdo con el testimonio de Inocencio Meléndez, exdirector técnico del Instituto de Desarrollo Urbano (IDU), Zambrano era el encargado de hacerles favores a los hermanos Moreno Rojas, contratando con las firmas señaladas por el exalcalde y el excongresista.

Según Meléndez, siendo congresista, Samuel Moreno le pidió a Luis Eduardo Garzón que nombrara a Zambrano como secretario de Salud. Esto con el fin, de acuerdo con el exrepresentante a la Cámara Germán Olano y las declaraciones rendidas por el contratista Emilio Tapia, de que se adjudicaran contratos de hospitales a empresas del contratista Julio Gómez, como ocurrió con la construcción del Hospital de Meissen.

Héctor Zambrano Rodríguez, un personaje a quien nunca se le conoció un color político, pudo mantenerse sin embargo durante 17 años en la cosa pública distrital.

Su primer puesto público en Bogotá fue el de jefe de la división Entidades Descentralizadas Programación, adscrita a la Secretaría de Hacienda, cargo que desempeñó entre 1994 y 1995, durante la administración de Jaime Castro. Luego pasó a ser Jefe de programación y planeación presupuestal de la misma secretaría, entre 1995 y 1997, en las alcaldías de Antanas Mockus y Paul Bromberg. Más adelante se desempeñó como subdirector de consolidación, normas técnicas y procedimientos de la cartera de Hacienda, durante la administración de Enrique Peñalosa, la segunda alcaldía de Mockus y el período de Luis Eduardo Garzón.

Durante esta administración, Zambrano también se desempeñó como subsecretario de Hacienda, entre 2005 y 2004. Luego sería nombrado secretario de Salud, cargo en el que fue ratificado en la alcaldía de Samuel Moreno Rojas. Después de que Moreno fuera retirado del cargo, la alcaldesa encargada Clara López nombró a Héctor Zambrano como secretario de Hacienda.