Hospitales del Distrito denuncian que las EPS les tienes retenidos $40 mil millones

Piden que el dinero que le corresponde a las IPS llegue directamente a las clínicas y hospitales sin pasar por el “peaje” de los municipios y las EPS.

Los gerentes de los hospitales públicos de Bogotá denunciaron que las Entidades Promotoras de Salud (EPS) les tienen retenidos 40 mil millones de pesos por servicios que las Instituciones Prestadoras de Salud (IPS) han prestado. Por tal razón, le solicitan al Ministerio de la Protección Social que el dinero que le corresponde a los centros médicos les llegue directamente sin pasar primero por las administraciones municipales y las EPS.

La red pública de hospitales de Bogotá, con corte a noviembre de 2010, tenía una cartera total con las EPS de $77.143.276.934, concentrada en los hospitales de nivel II y III de atención por facturación de eventos y manejo de glosas. Pese a que máximo el día 20 de cada mes la entidad territorial gira, en muchos casos estas no lo hacen con la misma oportunidad a las IPS después de recibidos los recursos, justificando la demora en los procesos de auditoría, para los cuales es necesario hacer cita con el auditor de la EPS, citas que en muchas ocasiones se restringen a dos horas al mes para conciliar las glosas y aprobar el pago o son aplazadas por las mismas EPS-S”.

Debido a lo anterior, la Secretaria de Salud viene realizando giros directos a los prestadores. Es así como realizó el giro pago bimestre anticipado del periodo febrero-marzo por la suma total de $68.020.862.755 de los cuales $28.000.000.000 por giro directo a los hospitales y el resto, es decir $40.000.000.000 a las EPS, recursos que no han llegado a los prestadores.

Lo anterior demuestra que la prueba piloto que señala el proyecto de decreto ya se realizó en Bogotá de manera exitosa para los prestadores y se corrobora la necesidad de contar con un mecanismo expedito para garantizar un giro oportuno de los recursos, no solo a los capitados sino también a prestadores de II y III nivel que es donde se concentra la mayor parte de la cartera, y garantizar así un adecuado flujo de caja a los prestadores, eliminando el paso innecesario de estos recursos a las EPS y facilitándoles a estas últimas el giro de recursos a la red, lo que a su vez les permite concentrarse en el desarrollo de su función de administrar el riesgo de sus afiliados en la eventualidad de la ocurrencia de un siniestro o contingencia por enfermedad común, maternidad o incapacidad, coordinar y articular la red de servicios garantizando la calidad en la prestación del servicio, etc”.

Los gerentes de los hospitales distritales aseguran que de no ser por el giro que hace la Secretaria, los hospitales no tendrían el flujo de recursos para cumplir con los compromisos, “lo que aseguraría la defunción para estas entidades, agravado en el hecho de que la eliminación de los contratos de aseguramiento, impide la vigilancia y control de los recursos por parte de la entidad territorial, así como la posibilidad de imponer sanciones en los casos que lo ameriten”.