Tuvo un crecimiento del 58,9 % en 2017

Hurto, el delito que más golpea a los bogotanos

En el Distrito Capital se interponen, en promedio, 165 denuncias diarias por robo. El 46 % de este delito se comete sin el empleo de armas.

Casos recientes, como el asalto y ataque con arma blanca a dos transeúntes que esperaban un taxi en el barrio El Portal de Fontibón, en el occidente de Bogotá, o la denuncia de una estudiante de Ph.D. que aseguró que le robaron documentos físicos vitales para su tesis de grado en Subia (Cundinamarca), son apenas una muestra de lo que viven cientos de ciudadanos a diario. De hecho, el hurto es el delito que más preocupa a las autoridades, debido al aumento del 58,9 % que tuvo entre enero y noviembre de 2017 en comparación con el mismo período de 2016.

LEA: A la cárcel cuatro personas por robo e intento de homicidio en Bogotá

Así lo muestran los datos estadísticos de la Oficina de Análisis de Información y Estudios Estratégicos de la Secretaría de Seguridad, con base en información extraída por la Dijín. Se interpusieron 55.413 denuncias por hurto en Bogotá, mientras el año anterior hubo 34.883. Ese crecimiento es evidente en todas las localidades de Bogotá, salvo Sumapaz, en donde no se denunció un solo robo. Las zonas que más preocupan son aquellas que tuvieron un aumento significativo: Suba (76,3 %), Chapinero (75,7 %), Santa Fe (74,3 %) y Usaquén (66,9 %). (Ver infografía)

Al observar las cifras en detalle, se tiene que el 46 % de los robos cometidos en Bogotá se realizan sin el empleo de armas. La Policía destaca el cosquilleo, por ejemplo, como una de las modalidades más utilizadas por los delincuentes para despojar a los ciudadanos de sus pertenencias. Está seguida por el empleo de armas blancas en 15.643 casos, armas de fuego en 5.864 y objetos contundentes en 3.401.

Los datos también revelan que durante el primer semestre del año hubo un promedio mensual de 4.650 denuncias, pero a partir de agosto la media sobrepasó las 6.000. Los días en los que más están robando a los habitantes de Bogotá son los viernes, cuando se registraron 9.142 episodios, y el domingo es el día en que menos se denuncia este delito: se interpusieron 4.967. Por otro lado, mientras el 75,8 % de las víctimas especificaron que el agresor se movilizaba a pie, esta cifra está seguida por el pasajero de bus (con 4.213 casos), pasajeros de motocicleta (2.709) y en bicicleta (2.348).

(LEA: Cada 12 minutos se denuncia un atraco en Bogotá)

¿Qué les roban a los habitantes de Bogotá? Para el experto en seguridad Luis Fernando Echavarría, el celular es el objeto más codiciado por la delincuencia. “Es fácil de ocultar y les garantiza una ganancia segura, porque tiene un mercado de reventa muy grande. Acá no estamos hablando de una persona que roba de manera espontánea, sino que es una cuestión muy bien articulada, porque no sólo se tiene en cuenta la comisión del hurto, sino también la cadena de venta de la que hace parte el crimen organizado”. Según cifras de la Policía Nacional, en Bogotá, entre enero y noviembre de 2017, fueron reportados como robados 26.702 celulares, siendo Samsung (6.448 denuncias), Huawei (4.794) y Motorola (2.661) las marcas más demandadas por la delincuencia.

Sin embargo, para Echavarría, se debe tener en cuenta la denominada “cifra negra”, es decir, los casos que ocurren pero no se denuncian. “Las personas están denunciando cada vez más, porque es más fácil hacerlo a través de la plataforma de la Policía denominada Adenunciar. Eso, de cierta manera, puede contribuir a que suban las cifras”.

Una opinión distinta tiene el concejal Manuel Sarmiento, del Polo Democrático, quien considera que el incremento en el robo a personas obedece a fallas en las políticas de seguridad de la administración distrital. “Aunque el alcalde, Enrique Peñalosa, prometió en campaña reducir el hurto en todas sus modalidades, las cifras demuestran todo lo contrario. Además del hurto a personas, el hurto de bicicletas aumentó más de un 50 % y el de residencias va en aumento. No hay una política que integre las causas y los factores del hurto”, indica el cabildante, quien considera que las medidas policivas no son suficientes. “Se deben tener en cuenta asuntos como la infraestructura. La ciudad no tiene un buen alumbrado público y eso aumenta la inseguridad”, añadió.

LEA: Estudiante colombiana que hace doctorado en EE.UU. denuncia robo de investigaciones para su tesis

Mientras la Secretaría de Seguridad les ha insistido a las autoridades judiciales que cierren filas para que los capturados por este tipo de delitos no queden en libertad al poco tiempo de ser detenidos, la Policía les ha reiterado a los ciudadanos la importancia de interponer las denuncias. De esa manera, aseguran desde la institución, se podrá combatir con mayor contundencia el delito que más afecta a los habitantes de Bogotá.