ICBF interviene centro de atención a consumidores

En una fundación de rehabilitación en el occidente de Bogotá, la entidad recogió a 24 niños por supuestas denuncias de maltrato y por irregularidades en la documentación.

El Instituto Colombiano de Bienestar Familiar intervino la Asociación Cristiana Talita Cumi, encargada de rehabilitar a personas con problemas de adicción, tras la denuncia que interpuso un padre de familia ante la Personería de Bogotá, por los presuntos maltratos a los que estaban siendo sometidos unos menores de edad.

En la inspección de control y vigilancia se encontró que la Asociación no tenía vigente la licencia para atender jóvenes con problemas de drogadicción. Sin embargo, así brindaba sus servicios con el supuesto respaldo del ICBF. Tras comprobar la irregularidad, 13 de los niños recluidos en dicho sitio fueron enviados a sus casas, luego de haber coordinado con sus padres. Los 11 restantes que no tenían un vínculo familiar quedaron bajo la protección del Instituto e ingresaron a centros especializados para su atención.

Funcionarios de la Oficina de aseguramiento de Calidad del ICBF, un equipo de la Defensoría del Pueblo y la Policía de Infancia y Adolescencia, también hicieron parte del grupo de entidades que estuvieron verificando la situación de los niños y adolescentes.

Con la intención de corroborar las supuestas denuncias de maltrato, el ICBF entrevistó a los 24 niños de la Asociación. Encontraron que, aparentemente, no había rastros de agresiones psicológicas o físicas. Sin embargo, se planteó la necesidad de hacer un estudio más profundo.

Gethsy Álvarez, directora de la Asociación, asegura que en sus 18 años de trabajo con menores y adultos adictos a sustancias psicoactivas jamás ha usado la fuerza como mecanismo de tratamiento. De hecho, en el 2010 su trabajo fue premiado por la Unión Europea y la Comunidad Andina. “Lo único cierto de este escándalo es el vencimiento de la licencia, la cual ya está en proceso de renovación”.

En la intervención, la Secretaría de Salud encontró deficiencias en la prestación del servicio a los demás pacientes que estaban en la organización. Por ahora, la situación está siendo evaluada por esa cartera distrital.