IDU asegura que el Conpes para primera línea del Metro de Bogotá no avanza

Se han llevado a cabo varias mesas de negociación entre la Nación y el Distrito para discutir el tema, puesto que la Administración Distrital espera abrir la licitación del metro este año,

Alcaldía de Bogotá

El Instituto de Desarrollo Urbano (IDU) reveló este martes la que aseguran es una de las mayores preocupaciones de la Administración Distrital: las demoras en la definición de un documento Conpes por parte del Gobierno Nacional, con el que se daría vía libre a la licitación para que inicie la construcción de la primera línea del Metro de Bogotá, contemplado desde Bosa hasta la calle 100.

William Camargo, director del IDU, aseguró que la preocupación está dada debido a que el tema no se ve avanzar. ‘‘Entendemos el limitado espacio fiscal que tiene la Nación en el mediano plazo. Pero es claro para nosotros que el proyecto tuvo su cierre técnico y hay un cierre financiero. Hay unas recordaciones de fuentes de financiación y lo que viene es un cierre de Conpes, que en el pasado lo podemos hacer tan rápido como quisiéramos o tan demorado como lo considere la Nación", indicó Camargo en diálogo con Caracol Radio.

Asimismo, el funcionario aseguró que se han llevado a cabo varias mesas de negociación entre la Nación y el Distrito para discutir el tema, puesto que la Administración Distrital espera abrir la licitación del metro este año, pero aseguró que la definición de un documento se constituye como una decisión política más que de algún otro ámbito.

"Un Conpes, más allá de una decisión técnica, termina siendo una decisión política y entendemos que así lo ha planteado el Presidente y quisiéramos que los tiempos fueran más rápidos a lo que hemos encontrado con Planeación Nacional y Ministerio de Hacienda", expresó Camargo.

Otros aspectos que estarían retardando la firma del documento, reveladas por el Director del IDU, serían el que algunas obras de movilidad que estaban pactadas con la Nación, tendrían que excluirse del Conpes por viabilidad presupuestal, al menos por ahora. Sin embargo, el funcionario señaló que no se verían afectados grandes proyectos como la troncal de Transmilenio en la Avenida Boyacá.

‘‘Es claro que la limitación presupuestal y la realidad de los proyectos sugiere un ejercicio de adelgazamiento de ese paquete de obras. Unas obras de integración que están como de último orden", concluyó al respecto.