IDU, cuestionado por demora para definir cobro de valorización en norte de Bogotá

El cobro es para las localidades de Barrios Unidos, Engativá, Usaquén, Chapinero y Suba.

La presidenta del Concejo de Bogotá, María Victoria Vargas, explicó por qué esa corporación hundió el proyecto para aplazar cobro de valorización en el norte de la capital.

La concejal señaló que el Instituto de Desarrollo Urbano (IDU) tiene 20 días de plazo para fijar la distribución y asignación de 379 mil millones de pesos que es lo que cuestan las obras del Plan Zonal Norte.

Vargas dijo que el Cabildo Distrital negó la solicitud hecha por la Administración de otorgar un plazo de un año para determinar la asignación porque con anterioridad se había dicho que eran necesarios los estudios técnicos, de detalle y de factibilidad.

La presidenta del Concejo asegura que la disculpa de la Administración Distrital es que ante las modificaciones hechas por la Corporación Autónoma Regional (CAR) se debían hacer nuevos estudios y según Vargas, eso no es así.

Indicó que si el proyecto se hundió en el Cabildo fue por “improvisación del IDU”, pues el Concejo había determinado que esa asignación del cobro de valorización se haría con base en el 50% del avalúo del predio hecho desde un principio.

Al respecto, el concejal Javier Palacio Mejía dijo: “ya estamos cansados y no vamos a apoyar la irresponsabilidad del IDU sobre las obras de Bogotá, el alargue en la asignación del monto distribuible representa más perdida de dineros públicos, más despilfarro de la plata de los bogotanos”.

El cobro de valorización del norte de Bogotá incluye a 700 mil ciudadanos dueños de predios en las localidades de Barrios Unidos, Engativá, Usaquén, Chapinero y Suba.

Con el recaudo de unos 379 mil millones de pesos se financiarán las obras de ampliación de la Autopista Norte y de las vías aledañas a ese corredor vial. Con esos recursos de valorización se busca agilizar el Plan de Ordenamiento Territorial (POT) conocido como el Plan Zonal Norte. La construcción de las vías que se requieren para la reorganización de la ciudad en ese sector son la ampliación de la avenida Boyacá y la Novena, entre las calles 170 y 200, y la conexión de la carrera Séptima con la calle 200.

Una de las obras claves del POT en el norte de la ciudad es la construcción de 54 kilómetros de vías en los alrededores de la Autopista Norte.

La idea es que los tiempos de desplazamiento se reduzcan, pasando de una hora y 16 minutos a 48 minutos; pues actualmente la velocidad máxima que se alcanza en ese corredor vial es de 28 kilómetros por hora. Se estima que la velocidad aumente un 56%