IDU ofrece descuento del 40 % para deudores de valorización

La entidad inició la entrega de 32.000 recibos de pago a los contribuyentes que están en mora en el pago del impuesto. El beneficio se aplicará hasta el 30 de octubre.

Archivo El Espectador

Con el fin de ofrecer un alivio tributario, el Instituto de Desarrollo Urbano (IDU) inició este viernes la entrega de 32.468 recibos de pago a los contribuyentes deudores del impuesto de valorización, para que reciban un descuento del 40 %  en los intereses de mora si pagan antes del 30 de octubre.

Las cartas, con los respectivos recibos de pago y con el descuento, serán enviadas a los contribuyentes que hoy se encuentren en mora por vigencias anteriores al 2014.

En el documento se especifica el nombre del propietario o poseedor del predio, la dirección, el estrato, la vigencia por la que es deudor, la cédula catastral del inmueble, la matrícula catastral, el área del terreno, el uso que actualmente se le da, y el monto que debe cancelar.

“No se trata solo de recuperar una cartera morosa, sino de darle una alternativa real a miles de contribuyentes para que solucionen esta deuda. Con valorización se ha financiado la mayoría de los proyectos de infraestructura”, afirmó Yaneth Mantilla, directora del IDU.

En la actualidad, no obstante, se adelantan procesos de cobro coactivo, que pueden finalizar en el embargo de los bienes o las cuentas bancarias de los deudores.

La administración tiene previsto que al menos 9.000 contribuyentes se pongan al día con el pago antes de la fecha estipulada, para que se beneficien del descuento en los intereses.

La cartera morosa por valorización en Bogotá asciende actualmente a $ 87.199 millones.

Esta medida se toma luego de que el Concejo de Bogotá archivara el proyecto de valorización, con cuyo recaudo el Distrito tenía proyectado realizar 41 obras en cuatro ejes de la cuidad. La apuesta de la administración era por infraestructura vial, más parques, corredores ambientales y nuevos kilómetros de ciclorrutas. 

No obstante, en su momento los concejales y los entes de control se mostraron en desacuerdo con un nuevo cobro, al tener en cuenta antecedentes de incumplimiento durante los últimos 12 años.

“Se comprueba que el avance en la ejecución de estas obras no llega a 30%, además el 61% de los proyectos inicialmente propuestos, han sido excluidos y otros eliminados”, indicó la Contraloría de Bogotá en mayo pasado.