Imponen comparendo a camioneta de magistrado que invadió carril de Transmilenio

Paradójicamente, no será el magistrado Fernando Castro quien tendrá que pagar la infracción. Será el Consejo Superior de la Judicatura, organismo al que está adscrito el vehículo.

Un comparendo por valor de $344.700 le impuso la Secretaría de Movilidad de Bogotá a la camioneta blindada que el pasado lunes invadió un carril de Transmilenio en el centro de la ciudad, vehículo en el que –escoltado por la Policía– se movilizaba el magistrado de la Sala Penal de la Corte Suprema de Justicia Fernando Castro Caballero. (Lea: Camioneta blindada del magistrado Castro invadió carril de Transmilenio)

Según argumentó el Distrito –que divulgó las imágenes de la cámara de seguridad que captó la infracción, registrada sobre las 4:00 de la tarde del lunes en la troncal de la Carrera 10 con calle 10– la multa obedece a la violación del artículo 131 del Código Nacional de Tránsito, que en uno de sus apartes consagra como una infracción “Transitar por sitios restringidos o en horas prohibidas por la autoridad competente”.

Paradójicamente, no será el magistrado Castro quien tendrá que asumir el valor del comparendo: será el Consejo Superior de la Judicatura, organismo al que está adscrito el automotor, el llamado a cancelar la infracción protagonizada por el funcionario.

El hecho, que generó serias críticas por parte de varios ciudadanos que vieron interrumpido su trayecto mientras pasaba la comitiva, fue alertado por el propio alcalde Enrique Peñalosa, quien a través de Twitter envió la fotografía del infractor y rechazó este tipo de comportamiento que calificó de “ilegal” y “abusivo”.

Una vez se conocieron las imágenes, el magistrado Castro manifestó que cometió la infracción porque sufrió un desmayo y tras el hecho tomó la decisión de invadir el carril de Transmilenio con su escolta para salir del trancón en que se encontraba en el centro de Bogotá. Sin embargo, según su versión, como se recuperó rápidamente se fue para su casa y no acudió a ningún centro médico.

Al respecto, el secretario de Movilidad, Juan Pablo Bocarejo, declaró que ningún funcionario está por encima de la ley y recordó que solamente están autorizadas para utilizar los carriles exclusivos de Transmilenio los esquemas de seguridad del presidente y vehículos como ambulancias, bomberos, Policía, y los asociados a la operación del sistema.

“Todos los ciudadanos debemos cumplir las normas de tránsito. Reiteramos el llamado para que todas las caravanas de escoltas y los esquemas de protección de dignatarios, exceptuando los del Presidente de la República, respeten las normas y no bloqueen intersecciones, detengan el tráfico, o como en este caso utilicen los carriles de uso exclusivo de Transmilenio”, aseguró el funcionario.

Denuncie a las caravanas de escoltas que invadan Transmilenio

Ante los recurrentes casos de caravanas de funcionarios que invaden los carriles de Transmilenio y violan las normas de tránsito, la Secretaría de Movilidad elevó un llamado para que sea la misma ciudadanía la que advierta esta tipo de comportamientos y los denuncie a través de los diferentes canales distritales.

Entre otros, la entidad invitó a los usuarios de la red social Twitter a denunciar con la etiqueta #EscoltaIrrespetuoso. En la red se podrán compartir imágenes de comportamientos irregulares como bloqueo de vías para darle a la prelación a dignatarios o el uso de los carriles exclusivos de Transmilenio por parte de los esquemas o caravanas de seguridad.

“Vamos a recibir las denuncias e iniciaremos las investigaciones pertinentes para sancionar a todos aquellos que no le cumplen a Bogotá por irrespetar las normas de tránsito”, agregó Bocarejo, detallando que la Secretaría cuenta con más de 100 cámaras instaladas en diferentes puntos de la ciudad, que apoyan las labores de control para evidenciar infracciones y determinar la fecha, hora y lugar de los hechos, sumado a la placa del vehículo.

Se estima que hasta julio pasado, por invadir carriles de Transmilenio y bloquear la calzada o intersección, las autoridades habían impuesto 14.907 comparendos.