Imputarán cargos a Wilson Duarte

Por presuntamente haber golpeado a su cuñada, el cabildante del Polo Democrático deberá responder en una audiencia el 22 de noviembre.

En la noche del viernes 23 de octubre de 2009, los vecinos de un conjunto residencial en la calle 142 con 13, en el norte de Bogotá, llamaron a la policía, al escuchar el ruido de una inquietante riña doméstica. A los pocos días, en los medios de comunicación, una de las presuntas involucradas en el evento, Maria del Pilar López, denunció que su esposo, Carlos Duarte, y su cuñado, el concejal Wilson Duarte, la habían agredido físicamente. La mujer recibió siete días de incapacidad.

El próximo 22 de noviembre, según pudo confirmar El Espectador, una fiscal de la seccional 21 de la Unidad de Delitos Sexuales de la Fiscalía le imputará cargos por su presunta participación en hechos de violencia intrafamiliar al Concejal Wilson Duarte. La audiencia ya ha sido solicitada, y está programada para las nueve de la mañana.

Una fuente cercana al proceso le confirmó a El Espectador que la Fiscalía solicitará medida de aseguramiento. El hecho es trascendental, porque Duarte se encuentra actualmente en campaña para su reelección como concejal por el partido Polo Democrático. De ser otorgada la medida de aseguramiento Duarte, el Concejal podría ser suspendido de su curul. Esto, si el juez decide asegurarlo en un centro penitenciario, mientras continua el proceso.

Desde 2009, cuando el CTI de la Fiscalía asumió la investigación, la familia Duarte y Maria del Pilar López se han visto enfrascados en una enredada disputa legal y mediática. La primera, aseguró en ese entonces que aquél viernes de 2009, su esposo, Carlos Duarte, acompañado de sus hermanos Nelson, Rubi y Wilson, la agredieron “física y verbalmente”, le pegaron “puños en la cara y patadas en el cuerpo” frente a su hijo de seis años y de “muchos vecinos” dado el carácter residencial del recinto.

Duarte, por su parte, negó el hecho, aseguró que aquél día, él no había estado en lugar de los hechos sino en su casa, y demandó a su cuñada por injuria y calumnia. Sus abogados, entre tanto, aseguraron que la versión de López ante la Fiscalía y los medios se contradecía. Y se llegó incluso a difundir la versión de que la señora López se había golpeado a sí misma.

Meses después, Noticias Uno difundiría un video, grabado posteriormente a los hechos denunciados, en el cual se observaba a Carlos Duarte golpear a López en el restaurante Galapagos de Chía.