"El joropo es la altanería del llanero": Cholo Valderrama

hace 0 sec

Intervención en los 75 barrios más peligrosos de Bogotá

La administración distrital anunció un plan de seguridad para los barrios que concentran el 51% de los homicidios de la capital.

El alcalde Gustavo Petro ha presentado como su máximo logro de gobierno que durante 2013 la tasa de homicidios haya sido la más baja de los últimos 30 años en Bogotá, 16,4 casos por cada 100 mil habitantes. Sin embargo, diversas encuestas como Bogotá Como vamos o las mediciones de la Cámara de Comercio, si bien reconocen el éxito en reducción de muertes violentas, dan cuenta del incremento en la percepción de inseguridad y del avance de la criminalidad en diversas expresiones.

La Secretaría de Gobierno y la Policía Metropolitana diseñaron una estrategia para contener ese avance en las zonas más problemáticas de la ciudad. Un total de 19 unidades de planeamiento zonal fueron seleccionadas como las más críticas pues, en ellas “persiste la ocurrencia de varios delitos, son percibidas como un espacio inseguro tanto para sus habitantes como para la población flotante, son importantes por su alto grado de afluencia y aglomeración, se desarrollan altas actividades de impacto social y se presentan problemáticas de carácter urbanístico”, se lee en el documento donde se traza esta política.

El “Plan 75” pretende mejorar las condiciones de seguridad en Bosa central (Bosa), Bosa occidental (Bosa), Corabastos (Kennedy), Diana Turbay (Rafael Uribe), El porvenir (Bosa), Suba Rincón (Suba), Ismael Perdomo (Ciudad Bolívar), Jerusalén (Ciudad Bolívar), La Sabana (Mártires), Las cruces (Santa Fe), Lucero (Ciudad Bolívar), Patio bonito (Kennedy), Tibabuyes (Suba), Los libertadores (San Cristóbal), La flora (Usme), El tesoro (Ciudad Bolívar), Danubio (Usme), Arborizadora (Ciudad Bolívar) y Verbenal (Usaquén).

Las acciones que se emprenderán en esas UPZ que, además, concentran el 51% de los homicidios, tienen que ver con la readecuación de los espacios públicos, promoción de la cultura de paz, “generación de espacios de participación y formación política de las comunidades”, la articulación de las juntas de acción comunal, las autoridades locales y las distritales con el plan cuadrantes de la Policía y la generación de empleo y el fortalecimiento de la economía popular.

Según el Centro de Estudio y Análisis en Seguridad y Convivencia (Ceacsc), el problema que más ocupó a la administración en el diseño del plan tiene que ver con la criminalidad que se ha expandido en las inmediaciones de 31 colegios públicos que están en esas UPZ: cinco en Ciudad Bolívar, tres en Usme, tres en Rafael Uribe Uribe, cinco en Kennedy, tres en Suba, tres en San Cristóbal y tres en Mártires. La decisión de diseñar intervenciones especiales sobre estas instituciones está sustentada en datos suministrados por la Secretaría de Educación y, según contaron fuentes de Gobierno, contará con más personal civil que uniformado.

La estrategia “Plan 75” tendrá especial concentración en producir pactos ciudadanos en los que participen grupos como tribus urbanas y barras futboleras, desarrollar más acciones preventivas que coercitivas, incentivar las labores de inteligencia y judicialización por encima de las represivas, combatir la deserción escolar y hacer presencia en establecimientos de expendio y consumo de licor que es donde, según la administración, se producen la mayor cantidad de hechos violentos.

Este programa está enmarcado el plan decenal de seguridad del Distrito que fue expedido por decreto por el alcalde Gustavo Petro. Para su cumplimiento, según el Ceacsc, es necesaria la adecuación de casas de Justicia permanentes, móviles y “satélites” que albergaran instituciones como Medicina Legal, Fiscalía, Personería, Defensoría del Pueblo, Comisarías de Familia e Inspección de Policía en las localidades donde están ubicadas las 19 UPZ. También, para evitar los cruces de información entre la Policía y el gobierno distrital, el alcalde prometió la creación del Sistema Único de Información.