Por invierno, alerta roja en el Río Bogotá

Las lluvias también afectan al municipio de Nemocón, en Cundinamarca.

Debido a las constantes lluvias que por estos días azotan a gran parte del país y especialmente a Bogotá, el gobernador de Cundinamarca, Andrés González, declaró la alerta roja en el máximo afluente de la capital del país.

El río Bogotá comenzó a desbordarse este martes entre Sopó y Tocancipá, lo que alertó a los organismos de emergencias y al mismo gobernador del departamento, quien no dudó en notificar la emergencia.

A partir de este martes, una mega bomba especial de 18 metros cúbicos empezó a bombear agua en la parte alta del río para llevarla al embalse de Tominé y de esta forma disminuir el caudal del afluente que en ocasiones llega hasta los 40 o más metros cúbicos.

Asimismo, las labores de dragado en la cuenca del río ya se están llevando a cabo. Los municipios de Mosquera, Madrid, Tocancipá, Cota, Chía, Soacha, Cajicá y Funza están en alerta por la posible creciente del río.

Del mismo modo, las autoridades especiales centran su atención en las localidades de Engativá, Suba, Bosa y Fontibón.

Andrés González ya había declarado máxima alerta en Nemocón por las fuertes lluvias que se han registrado en los últimos días y que ya han dejado 100 familias damnificadas.