Por irregularidades administrativas, sancionan a exrector de la U. Distrital

Al no fungir ya como rector de la institución, la sanción (de primera instancia) contra Inocencio Bahamón Calderón se haría efectiva en salarios.

Tomada de Udistrital.edu.co

Por irregularidades relacionadas con la designación de un funcionario, la Personería de Bogotá sancionó en un fallo de primera instancia al exrector de la Universidad Distrital, Inocencio Bahamón Calderón.

Según la investigación del ente de control, sin contar con la facultad legal, Bahamón –así como el jefe de la Oficina Jurídica, Jorge Enrique Vergara, y la de la División de Recursos Humanos, María Constanza Castro– encargaron a un funcionario que fungía como provisional en un puesto directivo.

Por estos hechos, la Personería suspendió del cargo durante cinco meses a  Inocencio Bahamón Calderón y por cuatro meses a los demás funcionarios. De quedar en firme y teniendo en cuenta que ya no está al frente de la institución, la sanción contra Bahamón se convertiría en salarios según el monto devengado al momento de la ocurrencia del hecho.

“La investigación determinó que los inculpados encargaron a un funcionario provisional en un puesto directivo, cuando las normas autorizan ese tipo de encargos únicamente para servidores públicos que estén en carrera administrativa o con cargos de libre nombramiento y remoción, según el régimen sobre la materia”, explicó el ente de control.

En otra determinación, la Personería suspendió durante tres meses al Inspector de Policía de la Localidad de Chapinero, Manuel Jiménez Mora, por no responder un derecho de petición de forma oportuna.

La investigación, de acuerdo con el ente, determinó que el funcionario no atendió a tiempo una solicitud de un ciudadano, con respecto a la tenencia de perros. Ante la falta de repuesta, el afectado presentó una queja en la Personería Local, que derivó en una averiguación disciplinaria.

“El fallo del ente de control subraya que la Secretaría General de Inspecciones de Policía informó haber dado respuesta al peticionario a través de correo electrónico; sin embargo, este hecho nunca pudo ser corroborado dentro de la investigación”, sostiene el organismo.