A su turno, el concejal opositor dijo tener más de 300 pruebas que corroborarían su afirmación

“Jamás recibí un centavo por la venta de un bus”: Peñalosa

El mandatario se refirió a la tutela que le negó la Corte Constitucional contra un concejal que lo llamó “vendedor de buses”. Dijo que la determinación es "lamentable" y que no se puede enmarcar la calumnia como libertad de expresión.

Cristian Garavito - El Espectador

El alcalde Enrique Peñalosa se refirió este viernes a la decisión de la Corte Constitucional que le negó una tutela en la que reclamaba sus derechos a la honra y al buen nombre, luego de que el concejal opositor Manuel Sarmiento (Polo Democrático) lo llamara “vendedor de buses”. En respuesta, el mandatario lamentó la determinación del alto tribunal y sostuvo que “jamás” recibió “un solo centavo por la venta de un bus”.

(Lea: Niegan tutela a Peñalosa contra concejal que lo llamó “vendedor de buses”)

Según Peñalosa, es “lamentable” que la Corte Constitucional catalogue como libertad de expresión manifestaciones y declaraciones que, en su opinión, son calumnias. En esa línea, señaló que la democracia colombiana está mal “cuando funcionamos así”.

“Jamás en la vida vendí un bus, ni recibí un solo centavo. Ahora bien, lo hubiera podido hacer porque no había inhabilidad, pero cero, jamás (…) Lamentable que la Corte Constitucional colombiana considere que está bien que es libertad de expresión calumniar”, aseguró el alcalde en declaraciones recogidas por Blu Radio.

A su turno, el concejal Sarmiento (Polo Democrático) celebró el fallo y dijo que adjuntó más de 300 pruebas que corroborarían que el alcalde “es un vendedor de buses”.

“Esta es una derrota para el alcalde en su intención, de manera arbitraria y despótica, de acallar a quienes cuestionamos su conflicto de intereses. Más ahora que sigue en su perversa intención de llenar a Bogotá de Transmilenio por todos lados, mientras promueve un metro mediocre y alimentador de Transmilenio”, indicó el cabildante. 

El pleito se remonta a octubre de 2017 cuando, en una sesión del Concejo de Bogotá en la que se discutía si se autorizaba o no al Distrito un nuevo cupo de endeudamiento para la ejecución de obras, el concejal soltó una frase que disgustó al alcalde, al punto que interpuso una tutela para reclamar sus derechos a la honra y al buen nombre. Tras dos fallos adversos a las pretensiones del mandatario, el pleito escaló hasta la Corte Constitucional, que negó los reclamos del alcalde.

Durante el debate en el cabildo distrital –para aumentar en $2,4 billones la deuda pública para financiar, entre otras, el Transmileniopor la carrera Séptima, colegios y jardines infantiles– Sarmiento criticó a Peñalosa por privilegiar a Transmilenio como “la columna vertebral del sistema masivo”. Luego, a través de Twitter, el concejal declaró que Transmilenio por la Séptima era “una aberración urbana” y dijo que se trataba de una idea promovida por “un alcalde al que le pagaron 500.000 dólares por vender buses por todo el mundo”.

(Lea: Concejo de Bogotá aprueba ampliación de cupo de endeudamiento a $6,9 billones)

Ante ello, Peñalosa interpuso una tutela y dijo que la información era falsa, en tanto la organización a la que hacía referencia el concejal (la Institución para el Desarrollo y las Políticas de Transporte, ITDP por sus siglas en inglés) no se dedica a “vender buses” ni a “vender los sistemas de tipo Transmilenio”, sino que su misión es asistir a las ciudades en el diseño e implementación de sistemas de transporte de alta calidad.

En una decisión de primera instancia, proferida el 28 de noviembre de 2017, el Juzgado 40 Penal Municipal negó que al alcalde se le haya violado el derecho al buen nombre al calificarlo como “vendedor de buses”. De acuerdo con el fallo, el calificativo usado por el concejal “no tiene efectos insultantes o calificativos que intenten dañar u ofender al mandatario” por lo que no consideró válida la solicitud y negó la solicitud del mandatario, que pedía también al concejal que se retractara.

(Lea: Niegan tutela de Peñalosa contra concejal Sarmiento)

Ante la decisión adversa, el mandatario apeló y el caso fue revisado por el Juzgado 13 Penal del Circuito el 6 de diciembre de 2017, que confirmó la sentencia expedida por el Juzgado 40 Penal Municipal. Finalmente, el caso escaló hasta la Corte Constitucional (el organismo de cierre en este tipo de controversias), que ratificó las determinaciones de ambos juzgados.

Para el alto tribunal, el concejal “cumplió la mínima carga de constatación de la información que le daba sustento a lo expresado” y determinó que sus declaraciones estaban amparadas por el discurso político, “dialéctica que goza de un especial nivel de protección por su importancia para la democracia, la participación y el pluralismo”.

Adicionalmente, la Corte señaló que tal discurso debe respetar parámetros de veracidad y acreditó que, en este caso, los documentos demuestran que el alcalde mayor “prestó sus servicios profesionales a una empresa dedicada a la promoción de sistemas de movilidad, entre los cuales se cuentan los que funcionan a partir de buses rápidos”.

Por último, en su fallo, la Corte Constitucional concluye: “En el contexto político no se desconocen los derechos a la honra y buen nombre cuando se expresan informaciones y opiniones sobre asuntos de interés público que tengan vocación de veracidad”.

 

* * *
Si quiere conocer más sobre lo que pasa en Bogotá, lo invitamos a seguir nuestra página en Facebook:

 

798559

2018-07-06T12:14:08-05:00

article

2018-07-06T16:38:01-05:00

jgonzalezpenagos_79

none

-Redacción Bogotá - [email protected]

Bogotá

“Jamás recibí un centavo por la venta de un bus”: Peñalosa

65

7120

7185