Joven de 19 años apuñaló a taxista señalado de violar a su hermana en Bogotá

El conductor, quien era prófugo de las autoridades, logró ser capturado este fin de semana. Entretanto, el joven permanece recluido en la cárcel Modelo por tentativa de homicidio. La menor estaría embarazada.

Las autoridades de Bogotá capturaron este fin de semana a un taxista de 58 años, acusado de haber abusado sexualmente de una menor de 13 años en el sur de la ciudad. Por estos hechos, también permanece capturado el hermano de la víctima, un joven de 19 años, quien apuñaló al agresor semanas atrás luego de que se enterara de la situación.

Los hechos, según la Policía, se registraron hace varios meses en una vivienda del barrio Nueva Granada de la localidad de Bosa. Allí, un conductor de servicio público –identificado como Víctor Manuel Ninco– habría abusado de la niña aprovechando no solo su condición de inquilino, sino que permanecía sola en el inmueble durante largos periodos de tiempo mientras su mamá trabajaba.

Según el relato de los familiares de la menor, quien presuntamente habría quedado en condición de embarazo producto de los abusos, el sujeto no solo la accedió sexualmente, también la agredió y la amenazó con hacerle daño a su familia si revelaba lo ocurrido.

“En la casa, en una oportunidad el tipo empieza a tocarla. Ella le dice: ‘Usted por qué me toca, por qué hace esto’ y él le pega. Después de agredirla, se baja la ropa interior, desnuda a mi hermana y la accede sexualmente (…) Le dijo que si ella decía algo mandaba a ‘picar’ a mi mamá, a mí, a mis hijos y a mi hermana y que se los traía en una bolsa para que ella misma los enterrara”, explicó a Noticias Caracol la hermana de la menor.

Al parecer, los abusos y las intimidaciones se extendieron durante varias semanas, lo que provocó cambios en la niña, malestares y bajo rendimiento académico. La situación fue tal que la menor optó por contarles a sus familiares.

Al enterarse de lo ocurrido, el hermano de la presunta víctima citó al taxista en un bar del municipio de Soacha con la excusa de invitarle unos tragos. Sin embargo, una vez en el lugar y tras conseguir que estuviera en estado de ebriedad, lo agredió en repetidas ocasiones con un arma blanca. Mientras el taxista fue atendido en un centro asistencial, el adolescente de 19 años fue internado en la cárcel Modelo.

Un vez en el centro hospitalario, el conductor logró evadir a las autoridades y escapó rumbo a Neiva. Sin embargo, este fin de semana, cuando frecuentaba Soacha, fue capturado por la Policía.