Joven insiste en que fue violada en discoteca

La estudiante de 19 años amplió su denuncia ante la Fiscalía. Medicina Legal entregará hoy o mañana los resultados de las pruebas de embriaguez y de residuos (semen).

La identidad de Silvana*, la estudiante de 19 años que acusó al abogado Camilo Ramírez Ayala, de 28 años, de haber abusado sexualmente de ella en la madrugada del pasado 2 de noviembre, en el parqueadero de la famosa discoteca Andrés Carne de Res, sigue siendo un misterio, porque así se lo ha pedido ella a la Fiscalía con insistencia. Hace apenas unos días la joven estuvo en la sede de Fiscalías de Cundinamarca, ubicada en Bogotá, ampliando su denuncia, ratificando sus palabras, señalando que Ramírez tuvo sexo con ella en contra de su voluntad. Así se lo confirmó a este diario una fuente de alta credibilidad del organismo. Nuevamente, Silvana les pidió a los funcionarios que no permitan que su nombre se filtre a los medios. Quiere dejar este episodio atrás.

Una fiscal tiene en sus manos este caso desde el pasado 12 de noviembre, el mismo día en que se hizo público en medios y en que Andrés Jaramillo, dueño del establecimiento en cuestión, dio a Blu Radio unas declaraciones fuera de lugar sobre la manera en que Silvana estaba vestida esa noche —palabras de las que después se retractó—. Ese 12 de noviembre la Sijín de la Policía de Chía, que recibió inicialmente las denuncias de Silvana y de su padre, remitió el expediente a la Fiscalía. Sin embargo, por haberse demorado más de una semana en informar a la Fiscalía de lo ocurrido y no 36 horas como lo indica la ley, el vicefiscal general, Jorge Perdomo, anunció el pasado viernes que esa irregularidad, así como una posible obstrucción a la justicia por parte de empleados de la discoteca, serían objeto de indagación.

Mientras se define si hubo o no anomalías al principio de la investigación, el grupo de funcionarios de la Fiscalía que tiene este expediente a su cargo ha seguido moviéndose. En primer lugar, se apropió del todo del proceso: los investigadores del CTI quedaron al mando y los de la Sijín, por fuera. Tres policías de la Sijín de Chía están siendo investigados internamente por la demora en la entrega de las pruebas y, según fuentes de la Fiscalía, fueron además trasladados a otras estaciones. En segundo lugar, los esfuerzos se han enfocado en la recolección de evidencias. La Fiscalía tiene en su poder los videos de todas las cámaras de seguridad de Andrés Carne de Res correspondientes a la noche de la denuncia y tres empleados de ese lugar ya declararon bajo juramento.

Medicina Legal, de igual forma, tiene una misión fundamental para el caso: aportar evidencias forenses para que se determine si hubo o no violación. Fuentes de esa entidad le confirmaron a El Espectador que entre hoy y mañana le enviarán a la Fiscalía los resultados de las muestras de sangre y orina de Silvana, con las que se busca confirmar o descartar si ella estaba bajo la influencia de alucinógenos o cuál era su nivel de intoxicación por cuenta del alcohol ingerido. Asimismo, el Instituto de Medicina Legal dará a conocer los resultados de la prueba de residuos (semen): Silvana le entregó a la clínica Teletón de Chía —que a su vez le remitió a Medicina Legal el pasado 13 de noviembre— la ropa interior que llevaba la noche que conoció al abogado Camilo Ramírez.

Nueve días han pasado desde que la Fiscalía recibió el caso de Silvana y, en ese lapso, el grupo de funcionarios designados para este caso han realizado ya cuatro comités técnico-jurídicos para estudiar las pruebas y definir el rumbo del expediente. Ese mismo grupo espera la próxima semana, con base en los resultados de Medicina Legal, darle a la fiscal del caso recomendaciones finales para que se tomen decisiones de fondo. Hace dos días estuvo en la Fiscalía el defensor de Camilo Ramírez Amaya, presentando el poder otorgado para representarlo. Como ya es de dominio público, el pasado jueves 14 de noviembre, Ramírez estuvo en la sede de la Fiscalía de Cundinamarca. Dos días antes había ido a esa sede a pedir que lo interrogaran. Según fuentes de la Fiscalía, en el interrogatorio no dijo nada, excepto que estaba enfermo de una hernia discal.

La información que entregue Medicina Legal será, de lejos, la más relevante para el caso. Con base en el grado de embriaguez, por ejemplo, la Fiscalía podría establecer si Silvana estaba o no en capacidad de consentir una relación sexual. En el escenario menos favorable para el abogado Ramírez Amaya, la Fiscalía podría recurrir a sentencias emitidas en la Corte Suprema de Justicia, tribunal que ha confirmado fallos por acceso carnal abusivo con incapaz de resistir. El aporte de las pruebas forenses será piedra angular para intentar reconstruir la verdad de los hechos que tuvieron lugar en la madrugada del 2 de noviembre en Andrés Carne de Res, el restaurante y discoteca más popular de la capital colombiana.

 

[email protected]

@dicaduran