Judicializarán a quienes agredan o protagonicen desmanes durante temporada taurina

Al menos 2.500 uniformados custodiarán los alrededores de la plaza de toros la Santamaría este domingo, buscando evitar cualquier alteración del orden público.

/Cristian Garavito

Al término de un consejo de seguridad en la Alcaldía Mayor de Bogotá para evaluar estrategias que permitan evitar hechos de violencia o desmanes durante la temporada taurina –como los ocurridos el pasado domingo, cuando al menos 10 personas resultaron heridas– Distrito y Policía acordaron una serie de medidas para garantizar la seguridad en inmediaciones de la plaza de toros la Santamaría.

Sumado a un aumento del pie de fuerza, encabezado por alrededor de 2.500 uniformados en cercanías del recinto, y la prohibición de manifestaciones en inmediaciones de la plaza, las autoridades anunciaron que judicializarán a aquellas personas que agredan o cometan actos de vandalismo con motivo de la ‘fiesta brava’. (Lea: Manifestaciones en la Santamaría se permitirán, pero a una “distancia prudente”)

En el consejo de seguridad participaron el alcalde de Bogotá, Enrique Peñalosa; su secretario de Seguridad, Daniel Mejía; el comandante de la Policía Metropolitana, general Hoover Penilla; el comandante de la XIII Brigada del Ejército, general Gerardo Melo Barrero; la personera Distrital, Carmen Teresa Castañeda, y la jefe seccional de Fiscalía, Carmen Torres.

El secretario de Seguridad argumentó que las medidas buscan garantizar la seguridad de los asistentes a toros y de las personas que decidan protestar contra las corridas. Luego de los disturbios del pasado domingo, el funcionario señaló que ya han sido capturadas seis personas y avanzan en las investigaciones de los hechos.

“Pedimos la presencia de la Fiscalía para judicializar a esas personas que, en lugar de realizar una protesta pacífica, decidan cometer actos de vandalismo o criminales, al agredir a personas que ingresen a la plaza o a los funcionarios públicos”, explicó Mejía.

“El Distrito está en la obligación de ofrecer garantías para que las protestas transcurran en calma. Pero si se llegan a presentar agresiones o actos de vandalismo, la orden expresa es que la Policía debe capturar y judicializar a los responsables por los delitos que cometan”, agregó el secretario.

Por su parte, el general Penilla aseguró que habrá un aumento del pie de fuerza para garantizar la tranquilidad. “Los ciudadanos tienen derecho a protestar, pero no a agredir o maltratar a otras personas que están acudiendo a un espectáculo que está permitido actualmente por la legislación colombiana”, dijo el alto oficial.