En junio se entregará el plan de intervención en la Van der Hammen

Andrés Ortiz, secretario de Planeación, aseguró que en la propuesta “se dejará de urbanizar un 10% menos”.

Según el Distrito, en esta zona pasarían avenidas como Ciudad de Cali, Boyacá y ALO.Archivo

En la Secretaría de Planeación se trabaja sin pausa para que a más tardar en junio se entregue a la Corporación Autónoma regional de Cundinamarca (Car) la propuesta de la intervención de la reserva Thomas Van de Hammen.

Así lo manifestó en Caracol Radio Andrés Ortiz,  secretario de Planeación, quien advirtió que el plan “no pretende urbanizar ni un metro más de las 3700 hectáreas que quedan en el norte, 1400 de la reserva Van der Hammen y 2300 de la ruralidad”.

Agregó que “lo que el Distrito pretende es no urbanizar la reserva, al contrario, se dejará de urbanizar un 10 por ciento menos. Nuestra propuesta permite que los predios salgan gratis”.

La Administración Peñalosa ha manifestado que en este sector se harán proyectos de vivienda y pasarán las avenidas Ciudad de Cali, Boyacá y ALO. (Lea: Peñalosa pretende construir tres avenidas en la reserva Thomas van der Hammen)

En diciembre, el Distrito dio otro paso en su intención de urbanizar parte de los terrenos de la Reserva Thomas Van der Hammen, cuando la Secretaría de Ambiente derogó el decreto que declaraba los terrenos como zona de interés público. (Lea: Peñalosa quita otro cerrojo a la protección de la Reserva Van der Hammen).

La declaratoria de utilidad pública la había expedido la administración de Gustavo Petro con el fin de adquirir los predios y poner en marcha un proyecto que apuntaba a convertir la Reserva en “el bosque urbano más grande de Latinoamérica”, como lo anunció en varias oportunidades.

Movimientos ambientalistas y organizaciones, como el Consejo territorial de Planeación (CTPD), máxima instancia de la planeación participativa de Bogotá, han expresado su inconformismo pues, según sus análisis e investigaciones, no es recomendable construir en los terrenos de la zona de protección, dado su valor ambiental para la ciudad y especialmente, para la planeación del territorio.

“Participamos en el recorrido con personas de la academia, de la misma ciudadanía y con ocupantes del territorio. Así, pudimos entender la necesidad urgente de que esta zona se conserve como la reserva ambiental de la ciudad, necesaria, entre otras, para garantizar la vida, asegurar el suministro de agua y proteger la subsistencia de las especies, así como para mitigar los efectos del cambio climático”, explicó en octubre Martha Triana, presidenta del CTPD. (Lea: 'La Reserva Van der Hammen no se debe tocar': Consejo Territorial de Planeación).