La justicia que pidió el grafitero antes de ser asesinado