Justin Bieber y los grafitis visto por Don Popo

"Oportuno u Oportunista".

http://instagram.com/justinbieber

¿Cómo debería interpretarse el hecho de que un artista extranjero de alto reconocimiento mundial, con más de un millón de seguidores en redes sociales, durante su visita a Colombia, salga a pintar grafitis en las calles de Bogotá?

Recordemos que aun están abiertas las heridas por el caso de Diego Felipe Becerra, joven bogotano de 16 años, quien fue asesinado por un policía en la noche del 19 de agosto de 2011 por estar pintando grafitis en las calles de su ciudad.

Mentes suspicaces podrían interpretar el hecho como una estrategia de marketing del artista Justin Bieber, quien con esta acción pretende agregar valor a su imagen de joven urbano, arriesgado, desafiante, que viaja a uno de los países más violentos del mundo, a Colombia, y hace algo prohibido por lo cual podría ser asesinado y sale victorioso, y pública su foto-trofeo en las redes sociales: una imagen de él, en la noche, de manera clandestina, encapuchado, grafitiando las calles mientras se acerca una patrulla de policía. Este hecho genera la admiración, adrenalina, alucinación y euforia, lo necesario para la identificación y empatía de un público joven.

“Esto es oportunismo, es indignante” gritan algunos reconocidos grafiteros de la vieja escuela colombiana, “esta generando sensacionalismo y ventas con nuestros muertos!”. En sus trazos se nota que no lleva más de una semana pintando, todo grafitero real cuando llega a una ciudad, visita los muros con obras y comparte con los artistas locales; y no invita a los canales de televisión” 

“cuestionable la hipocresía de la policía, a los artistas locales maltratan, les quitan sus latas, se los llevan pal calabozo y hasta asesinan, pero a Justin si lo acompañan a pintar los muros incluso en un espacio prohibido.  Debe ser porque él es rico y extranjero y nuestros muchachos son pobres y del barrio” expresa Ospen, reconocido artista y docente de graffiti. “No Es Justo”, dijo el padre de Diego Becerra. El vicepresidente de Colombia se pronuncia diciendo que la ley debe ser para todos. Y el Alcalde Mayor defendió la acción de la policía.  

El graffiti en Bogotá ha sido una práctica muy polémica: “Vandalismos” argumenta el grupo de concejales que presentó el proyecto de acuerdo buscando su prohibición en 2010; “Cultura”, refuta la mesa de grafiteros que consiguió la firma del decreto que promueve su práctica. 

Mentes ingenuas podrían aceptar el hecho como “Oportuno políticamente”. Que Justin haya escogido preciso este territorio, donde el grafiti ha sido estigmatizado, peyorado, sus exponentes hostigados hasta en otros países (como Israel Hernández, grafitero colombiano de 18 años asesinado en Miami el pasado 6 de agosto), esta es su forma de mostrar su solidaridad, visibilizar la problemática y reivindicar el grafiti, aportando a la eliminación de los prejuicio sociales “yo también hago grafiti” 

Si Justin estaba actuado conscientemente, desafiando las injusticias, los estigmas y los prejuicios, o estaba solo pretendiendo aumentar su rating social y sus ventas, fidelizando sus fans, es algo que debemos preguntar a el mismo: 

Que piensas Bieber??..

*Don Popo / Jeyffer Rentería 

Artista de Rap

Director Fundación Familia Ayara

25 años construyendo Colombia con Hip Hop.

Temas relacionados

 

últimas noticias