“Encuentro de Saberes” sobre jurisprudencia de los LGBTI

“La expectativa de vida de un trans es de 35 años”

Hoy expertos y abogados discutirán el avance de la ciudad en la construcción de identidad de género y orientaciones sexuales diversas en la población. El director de Diversidad Sexual asegura que los transgénero siguen siendo segregados.

Óscar Pérez / El Espectador

Desde hace siete años, Juan Carlos Prieto ha estado al frente de la dirección de Diversidad Sexual de Bogotá. Asegura que han avanzado mucho en los derechos de la población LGBTI, pero reconoce que aún la población trans es vulnerada. Asesinatos por su condición, prostitución y falta de educación son los principales problemas. Es por ello que en el marco de los diez años de la política pública LGBTI, la dirección creó un tablero de 78 acciones que logre en dos años reivindicar a esta población.

Asimismo, en aras de seguir avanzando en la promoción de la igualdad y el respeto a los derechos de la comunidad, se adelantará la jornada “Encuentros de Saberes”, donde expertos y abogados de la administración distrital abrirán un espacio de diálogo y debate sobre las herramientas legales relacionadas con la garantía de derechos de la población LGBTI. Además, según la dirección de Diversidad Sexual, se entablará un diálogo respecto a “cómo aumentar y fortalecer la capacidad de respuesta de las diferentes entidades frente a situaciones que vinculen procesos de construcción de identidad de género y orientaciones sexuales diversas en la capital”.

Los temas que serán priorizados durante la jornada serán: el reconocimiento de la existencia de la familia igualitaria (matrimonio y adopción entre personas del mismo sexo), reconocimiento de los derechos de seguridad social frente a parejas del mismo sexo y reconocimiento de los derechos de las personas transgénero e intersexuales.

El encuentro se realizará de la mano de la Secretaría Jurídica Distrital. Además, asistirá la Corte Constitucional, funcionarios del Distrito y organizaciones de la sociedad civil que han sido partícipes en el desarrollo y reconocimiento jurisprudencial de los derechos de los LGBTI. Y tendrá lugar en las Aulas Barulé de la Alcaldía Mayor de Bogotá, de 7:30 a.m. a 1:00 p.m.

¿Por qué crear acciones afirmativas dirigidas solo a las transgénero?

Son muchos los logros de la política pública LGBTI. En diez años hemos promovido la igualdad y el respeto, pero nos falta mucho para las personas trans. Según nuestra última encuesta, una de cada diez personas transgénero siente agredidos sus derechos en Bogotá.

¿Dónde se sienten más agredidas?

En el trabajo, por ejemplo, son rechazadas con frecuencia. Hay casos que, aunque pasen las pruebas psicotécnicas, son rechazadas por su condición sexual. Las cifras nos arrojan que solo el 16 % han firmado un contrato laboral. El resto son por prestaciones de servicio.

¿Por qué se presenta esta cifra tan baja en empleabilidad?

Nuestra sociedad no está preparada para esta situación, pues creen que las trans agreden ese orden social. Es por eso que todos debemos fomentar acciones concretas para ayudar a esta población.

¿Cómo lograr que sean contratadas?

Ese es uno de los puntos clave en nuestro tablero de acciones afirmativas, porque la mayoría de las trans han optado por la prostitución y no por deseo, sino por necesidad. En Bogotá es muy poca la accesibilidad. La mayoría vive en estratos uno y dos. Por eso, queremos tomar acciones vinculando a empresas privadas. Por ejemplo, este año vamos a vincular a tres personas y vamos a formalizar un acuerdo estratégico con Sodexo, en el que esperamos que 15 transexuales puedan ingresar a trabajar.

El derecho a la educación también lo sienten vulnerado...

La educación flexible es uno de nuestros pilares, pues muchas trans son expulsadas o autoexpulsadas de los ámbitos escolares. En consecuencia, muchas de ellas están en períodos de extraedad y ya no pueden ingresar a la educación, así que estamos generando procesos de alfabetización. Hoy tenemos más de 400 transexuales que se han graduado de estos procesos.

La salud es otra arista importante.

El tema es complejo. Muchas personas transexuales construyen su identidad de una manera artesanal. Es decir, te ves en el espejo y ves algo que no te cuadra en el cuerpo. Es allí cuando intervienen sus cuerpos y, en el mejor de los casos van a un cirujano plástico, pero la mayoría se inyectan aceite o cemento líquido, entre otros. Muchas de ellas optan por este tipo de intervenciones quirúrgicas, porque en el ámbito de la prostitución es la manera como se ven más deseables. Todo esto hace que la expectativa de vida de mujeres y hombres trans sea de 35 años. Con la vinculación laboral, también queremos mejorar la cobertura en salud, para garantizarles el derecho a ser atendidas.

¿Cuántas personas trans han muerto por su identidad de género?

La cifra no la tenemos, pero sabemos que el 60 % de esta población ha conocido, al menos, a una persona que ha muerto de manera violenta en Bogotá, a causa de su identidad de género.

Ante el panorama desalentador, ¿cuáles han sido los avances?

A pesar de que la discriminación es muy fuerte, por lo menos, las personas lesbianas, gais y bisexuales no tienen un panorama tan deplorable. En el 2010, el 98 % se sentían discriminadas; en el 2014 fueron el 69,7 %. Bajó 30 puntos porcentuales, aunque nos genera una alerta porque evidencia que el 70 % aún se siente excluido. No obstante, cuando se hace un especial énfasis en las personas transgénero, el 100 % se sentían discriminadas y en el 2014 el 85 %. Siempre están por encima del promedio, en términos de la discriminación.

¿Cuántos transexuales se estima que hay en Bogotá?

Bogotá tiene una encuesta multipropósito, en la que se calcula que hay 140.000 personas LGBT en la ciudad y transexuales podrían ser cerca de 20.000, pero esto es un subregistro.

¿Cómo promover el respeto y la aceptación de la totalidad de la población?

El asunto no se trata de que todo el mundo deba amar a las personas trans o LGBTI, pero estamos hablando de vidas y los transgénero tienen una expectativa muy corta. Mueren por violencia, intervenciones corporales, enfermedades crónicas o suicidio. Por ello, es una lucha a favor de la igualdad y el respeto. Bogotá es tan grande que sueño con el día en que no deba existir una institución ni medidas coercitivas para garantizarle los derechos a la comunidad.

818106

2018-10-15T21:00:00-05:00

article

2018-10-16T06:43:49-05:00

leorod4@me.com

none

Salua Murad Rodríguez /Twitter: @salua_96

Bogotá

“La expectativa de vida de un trans es de 35 años”

55

517000

517055