La puerta que se le abre a Nelson Castro para volver al Concejo de Bogotá

El Consejo de Estado avaló la elección del exconcejal del Polo Democrático. Sin embargo, en su contra pesa una sanción disciplinaria para ejercer cargos públicos por 11 años que, por ahora, lo mantiene por fuera.

Archivo

Una decisión del Consejo de Estado le abre una puerta a Nelson Castro para volver a ocupar su curul en el Concejo de Bogotá. El alto tribunal revocó un fallo del Tribunal Administrativo de Cundinamarca en el que declaró nula su elección, tras una demanda de una ciudadana en la que argumentaba que Castro había hecho campaña política sin renunciar a su cargo como funcionario de la Empresa de Acueducto de Bogotá. (LEA: Confirman destitución de Nelson Castro)

De acuerdo con la denuncia, cuando Castro Rodríguez era funcionario público pidió una licencia no remunerada (otorgada el 23 de julio de 2015), para presentarse como candidato al cabildo distrital, con el aval de Polo Democrático.

Durante el tiempo de permiso, desarrolló actividades como negociador del sindicato Sintraserpucol, al cual pertenecía, sin presentar la dimisión a su cargo como lo estipula la ley. (LEA: Se posesiona Xinia Navarro como concejala de Bogotá)

En favor de Castro, el Consejo de Estado indicó que el exconcejal tenía la calidad de trabajador oficial desde el 9 de julio de 1989 hasta el 31 de diciembre de 2015 en la Empresa de Acueducto, en donde se desempeñaba como “profesional especializado en la división operacional comercial Z3”.

“En consecuencia, al no encontrarse establecida como situación prohibitiva el ejercicio del cargo (…), podía participar en la contienda electoral que tuvo lugar en octubre de 2015 y, por ende, resultar electo como Concejal del Distrito Capital”, indica en su sentencia el contencioso administrativo.

Sin embargo, en contra de Nelson Castro pesa una sanción disciplinaria para ejercer cargos públicos por 11 años impuesta por la Procuraduría General de la Nación. Esta situación no solo lo pone a él en el limbo, sino también a la actual concejala Xinia Navarro, la sexta votación más alta en la lista del Concejo de Bogotá y quien reemplazó a Castro en su curul.

Actualmente, en el Consejo de Estado se discute en segunda instancia una tutela, en la que Castro pide suspender la sanción disciplinaria. De lograrlo, podría regresar al cabildo. Ante este panorama, la dirección del Polo elevó una solicitud al alto tribunal para que decida en derecho y no por presiones políticas.