La renovación de la Imprenta Distrital

El Distrito firmó un convenio con el que se espera recuperar antiguas máquinas litográficas, que son patrimonio histórico, y modernizar los procesos y la operación.

Alcaldía de Bogotá

Desde hace 99 años la ciudad cuenta con un taller de impresión, que siempre ha servido para imprimir y divulgar su gestión. Este año, a puertas de cumplir el centenario, la Alcaldía de Bogotá firmó un convenio con la Imprenta Nacional para comenzar su renovación.

El acuerdo permitirá a las dos entidades realizar compras de insumos de artes gráficas, contar con asistencia técnica especializada y realizar acciones administrativas conjuntas para el diseño del plan de mantenimiento, estandarizar el manual de operación y fichas técnicas con el fin de modernizar la operación y los procesos.

Además de esto se tiene prevista la apertura del museo de la Imprenta Distrital, donde no solo se podrá ver la tecnología que se utilizó en el lugar desde las primeras décadas del siglo XX, sino además máquinas litográficas que hacen parte del patrimonio histórico de la capital y que serán recuperadas.

De acuerdo con el secretario General de la alcaldía, Raúl Buitrago Arias, “la Imprenta Distrital es uno de los patrimonios de la institucionalidad capitalina y su creación data del año 1919, cuando la ciudad creó su primer taller de artes gráficas para imprimir y divulgar su gestión. Desde entonces, la Imprenta ha suplido parte de la demanda distrital. Ahora la administración del alcalde Enrique Peñalosa quiere modernizarla para beneficio de la ciudad y los bogotanos”.

A la Imprenta Distrital deben acudir todas las entidades y colegios del Distrito. Allí tras pasar por una aprobación previa y la entrega de los insumos se da inicio  la impresión. Primero, dependiendo el tiraje se transcriben las páginas en planchas de metal, que posteriormente son trasladadas a un cuarto oscuro donde se realiza la impresión en el papel. 

Luego viene la encuadernación. Desde 2011 se tomó la decisión de no producir ediciones de lujo, ni con tapa dura ni con acabados especiales, por lo que todo el material es traladado a las encaratuladoras, máquina en la que se van doblando las páginas, luego se hila y pone los terminados, para finalmente entregar las publicaciones. 

Dentro de su catálogo se encuentran adhesivos, afiches, libretas, tarjetas de invitación, libros, volantes, revistas, periódicos y cuadernos, entre otros.  De acuerdo con la Secretaría General, el 80 % de lo que realiza la Imprenta Distrital está dirigido a colegios distritales, es decir que la mayoría de publicaciones son agendas escolares y anuarios, aunque en los últimos años se ha aumentado la producción de Libro al Viento.

últimas noticias