Control en tiempo real

La tecnología de los nuevos semáforos para Bogotá

Con la adjudicación del sistema inteligente, el Distrito asegura que los tiempos de viaje se reducirán hasta en un 30 %.

Un nuevo sistema de semáforos inteligentes promete reducir la congestión y monitorear en tiempo real la movilidad en la ciudad. Por lo menos así lo tiene previsto el Distrito gracias a la adjudicación del contrato de semáforos inteligentes, el cual le fue otorgado al consorcio Movilidad Futura, conformado por la empresa Siemens S.A. (con el 1 % de partipación) y Sutec Sucursal Colombia (con el 99 %), por un valor de $173.745 millones.

Según los cálculos de la Secretaría de Movilidad, el nuevo sistema les permitirá a los actores en la vía reducir sus tiempos de viaje hasta en un 30 % en algunas zonas de la ciudad. Esto se debe a que los nuevos semáforos conformarán un cerebro de datos en el que se recopilará información de las vías de Bogotá en tiempo real y se ajustarán los tiempos de las luces verdes según las condiciones de tráfico.

“Hoy, en muchas ocasiones, el tráfico se queda detenido en un sentido, a pesar de que en el otro lado no haya tráfico. Con esto se van a reducir tiempos y se mejorará la información para peatones, ya que les permitirá predecir con certeza el tiempo de cruce con contadores regresivos”, indicó el secretario de Movilidad, Juan Pablo Bocarejo.

Para instalar la nueva red semafórica, indicó el Distrito, se deben surtir al menos cuatro pasos: fijar el cronograma para establecer cuáles serán los primeros corredores viales que contarán con la tecnología inteligente, desarrollar la conectividad del Centro de Gestión de Tránsito, medir las condiciones de tráfico e iniciar la instalación de los semáforos en el segundo semestre de 2018, proceso que culminaría a finales de 2019 con la instalación de semáforos en 1.500 intersecciones.

“Ya no vamos a tener una tecnología propietaria, sino que ahora será abierta. Eso nos va a permitir en el futuro, cuando necesitemos repuestos o mantenimiento, acudir a varios proveedores y no sólo a uno”, añadió Bocarejo, quien precisó que durante el proceso, ante las observaciones de los entes de control, se eliminó la posibilidad de que quien ganara la licitación tuviera la posibilidad de retomar los semáforos y controladores existentes.

Otra de las características que destacó Movilidad consiste en que el sistema inteligente será a prueba de apagones, o por lo menos de aquellos que se prolongan hasta por dos horas. Para ello se había exigido que los semáforos contaran con baterías para sortear este tipo de sobresaltos, debido a que el 60 % de las fallas en las intersecciones semaforizadas actuales obedecen a la falta de energía.

Ahora, el consorcio Movilidad Futura 2050 tiene hasta el 31 de diciembre de 2019 para suministrar, instalar y poner en operación los equipos de control, detectores vehiculares, lámparas halógenas y semáforos led en las 1.391 intersecciones semaforizadas.