Ladrones malabaristas: apartamenteros en Bogotá empleaban sábanas para escalar muros

‘Los Ventosos’ no solo eran expertos en hacer escaleras humanas para llegar hasta las viviendas, también usaban sábanas para envolver electrodomésticos y poder transportarlos de un piso a otro.

Referencia. /Tomada de Pixabay

Dada la temporada de vacaciones y fin de año, las bandas delincuenciales en Bogotá aprovechan cualquier descuido u omisión para desocupar viviendas. Precisamente, en las últimas horas la Policía desarticuló la banda de ‘Los Ventosos’, quienes empleaban sábanas para trepar muros y esconder bienes de casas.

De acuerdo con las autoridades, se trata de tres sujetos que fueron capturados en la localidad de Kennedy luego de ser sorprendidos utilizando sábanas como ‘lazo’ para entrar a una casa y con las mismas enrollar y empacar electrodomésticos que luego serían transportados en un camión.

Según pudo establecer la Policía, los delincuentes lograban ubicar residencias en las que no había ocupantes –precisamente quienes salen de vacaciones aprovechando la temporada– y para despistar a vecinos y vigilantes, no ingresaban por la puerta principal, sino que recurrían a todo tipo de maniobras para entrar a los inmuebles.

“En este caso, ‘Los Ventosos’ emplearon un poste contiguo a una residencia para poder ingresar por la terraza. Usaban también las sábanas para romper vidrios y minimizar el ruido. Los propietarios de la casa no habían puesto pasador, lo que facilitó el actuar de los delincuentes”, explicó el coronel Gustavo Martínez, comandante de la estación de Policía de Kennedy.

Entre otros, los ladrones hurtaron electrodomésticos que cubrían con las sábanas y que lograban transportar de un piso a otro envolviéndolos a través de éstas. “’Los Ventosos’ utilizaban sábanas para trepas a las casas, también hacían sofisticadas escaleras humanas para llegar hasta las residencias”, agregó el uniformado.

Teniendo en cuenta la temporada, la Policía elevó un llamado a extremar las medidas de seguridad en las viviendas, cerciorándose de que queden bien cerradas, así como contar con rejas y entablar un trabajo articulado con vecinos y autoridades del cuadrante para poder vigilar las viviendas.

“Los delincuentes siempre están ingeniando formas de hacer de las suyas, por ello se requiere de la articulación de esfuerzos entre Policía y comunidad”, precisó el comandante de la estación de Policía de Kennedy, destacando además que durante 2016 se redujo el hurto de residencias en un 7%.