Lanzan aplicativo para denunciar delitos web contra menores

Este miércoles será el lanzamiento en redes sociales de la aplicación Cyber Escudo que estará conectada a la Policía Nacional. Desde el 2012 a 2017 se han presentado 39.417 casos de crímenes cibernéticos, según datos oficiales.

Foto: Pixabay.

Con el fin de contrarrestar los delitos informáticos contra menores, el Partido MIRA lanzará este miércoles, en redes sociales, un aplicativo móvil que le permitirá a la ciudadanía denunciar casos de abuso contra menores de edad, como Sexting, Grooming, Sextorsión, Ciberbullying, Pornografía Infantil y Morphing.

Se trata de Cyber Escudo, la cual tendrá una conexión directa con la Policía Nacional. Según el representante del Partido MIRA, Carlos Eduardo Guevara, la iniciativa surge debido a que "diariamente se producen 24 casos de hechos asociados a abusos sexuales de niñas, niños y adolescentes en la red en el país”. Además, agregó que estos hechos se suman al  trabajo de la Policía, que en lo que va corrido el año ha bloqueado 658 páginas de pornografía infantil y ha encontrado 3.583 imágenes de 18 años en estos sitios.

"En la Cámara de Representantes radicamos un proyecto de Ley que busca la creación de una política pública integral que brinde herramientas para la prevención de delitos a través de medios informáticos o crímenes cibernéticos: cuando alguien suplante a un menor de edad dentro de redes sociales, podrá recibir hasta 4 años de cárcel, también se aumenta de 10 a 15 años de prisión la pena para la extorsión cuando se cometa a través de la exhibición de imágenes o vídeos de contenido sexual por medio de internet", señaló el partido en un comunicado. 

Otra de las iniciativas que tienen previstas desarrollar, en pro de los menores de edad,  es la creación del Registro Único de Personas Condenadas por delitos sexuales y fortalecer las medidas de protección en casos de violencia intrafamiliar. 

Actualmente, Colombia está situada como el tercer país proveedor de pornografía infantil, donde el 72% de las víctimas están entre los 9 y los 12 años de edad.