Largas filas y confusión en último día para personalizar tarjeta TuLlave

A partir de este jueves, quienes hacen trasbordos y no han hecho el trámite van a tener que pagar tarifa plena en cada servicio. Sin embargo, la personalización aún puede hacerse en lo que resta del año y en 2018.

Tomada de www.bogota.gov.co

En el último día para personalizar las tarjetas TuLlave –necesarias para acceder tanto a Transmilenio como al SITP– las largas filas, fallas en la página web del sistema y la confusión han marcado la jornada. Se trata de un trámite obligado para los usuarios: sin la personalización no pueden disfrutar de beneficios como transbordos sin costos, viajes a crédito o bloqueo de saldo por pérdida. (Lea también: Paso a paso: así se puede personalizar tarjeta Tullave en internet)

De acuerdo con Transmilenio, a lo largo del mes se han personalizado 114.387 tarjetas de forma presencial y de ese número, 108.216 son plásticos nuevos (TuLlavePlus), y 6.171 son básicas (es decir, verdes anónimas). El sistema explicó que, aunque este 1 de diciembre vence el día para hacer la personalización, el trámite aún podrá hacerse en lo que resta del año y en 2018.

“Lo que sucede es que a partir de hoy quienes hacen trasbordos y no han hecho el trámite van a tener que pagar tarifa plena en cada servicio (…) Los usuarios que aún viajan con las tarjetas antiguas (rojas y azules, así como las verdes) anónimas sin personalizar, podrán seguir usando estos medios para viajar en el sistema”, aseguró Transmilenio, insistiendo en que los beneficios se reciben al momento de terminar el trámite de personalización.

El sistema recordó que, buscando evitar congestiones en los puntos de personalización, desde el pasado 16 de noviembre se habilitó una plataforma en internet en la que se podrá agilizar el proceso. Sin embargo, admitió también que la página ha presentado fallas. “Luego de esta implementación se han llevado a cabo 15.649 registros, 13.337 personalizaciones virtuales y 1.272 personas se acercaron a las ventanillas de las estaciones para terminar el proceso y acceder a los beneficios”, precisó.

Con todo y que la estrategia está ideada para acelerar la personalización, para validar la tarjeta los pasajeros tendrán que acercarse a una de las taquillas del sistema –en un periodo no mayor a los 30 días– para la que concluya la inscripción y se haga efectiva la personalización.

Según Transmilenio, en promedio en un día hábil se llevan a cabo 552.911 transbordos en el sistema: solo en octubre 236.215 personas que tienen tarjetas azules y rojas hicieron transbordos. “Estas tarjetas no pueden ser personalizadas, por lo que Transmilenio invita a estos usuarios a que adquieran una tarjeta TuLlave, la personalicen, ahorren dinero y disfruten de los beneficios”.