El menor cursaba grado 11 en el colegio Mayor de San Bartolomé

Las dudas que deja la muerte del joven que, al parecer, se lanzó de Torre Colpatria

Familiares y amigos Axel Robles, de 17 años, aún no se explican qué, presuntamente, lo llevó a tomar la decisión de lanzarse desde la torre Colpatria. Seguridad en el edificio, otro de los interrogantes.

Cifras de Medicina Legal indican que, hasta julio pasado, 1.396 personas se quitaron la vida en Colombia: en promedio, seis cada día. Óscar Pérez/El Espectador - Tomada de Facebook

“Sé que puede sonar feo, pero estoy a punto de hacer algo que para muchos es un tabú y es terrible: voy a suicidarme. A las 7:00 en punto de la noche voy a caer desde la torre Colpatria”. Con estas palabras, que difundió a través de un video colgado en una red social, Axel Robles Fill les anunció a sus familiares y amigos la decisión de ponerle fin a su vida, en un hecho que no deja de generar consternación.

El joven de 17 años, oriundo de Barranquilla, presuntamente resolvió lanzarse desde el mirador de la torre Colpatria, un rascacielos de 50 pisos considerado el segundo edificio más alto de Bogotá. Su muerte causó conmoción entre quienes el pasado viernes, sobre las 7:00 de la noche, transitaban la concurrida carrera Séptima con calle 26.

>>>Lea: Joven que, al parecer, se lanzó de Torre Colpatria habría anunciado suicidio en video

Sin embargo, los más desconcertados por las circunstancias de su fallecimiento son sus allegados y amigos, quienes ayer se dieron cita en una funeraria del nororiente de la ciudad para asistir a sus exequias y luego a una misa en su nombre.

Entre sus compañeros de grado 11 del colegio Mayor de San Bartolomé la zozobra y la confusión persisten desde la tarde del pasado viernes, cuando, a través de Whatsapp, se enteraron de los planes de Axel. Sus palabras y la aparente serenidad con que las pronunció no tardaron en alarmarlos. Aseguran que se pusieron en contacto con su familia, con la Policía y hasta con la administración del edificio para advertir de la tragedia.

Recuerdan que ese viernes Axel asistió normalmente a clase e incluso, durante el descanso, fue visto jugando fútbol en el patio de la institución, pasatiempo que mezclaba con su afición al baloncesto. Luego, al término de la jornada, sobre la 1:00 de la tarde, aparentemente se quedó con otro amigo merodeando el centro de la ciudad. No obstante, pasadas las 5:00 de la tarde conocieron el video y desde ese momento todo fue incertidumbre.

>>>Lea:  ¿Qué lleva a un niño a suicidarse?

“Aunque era muy introvertido, se relacionaba bien con todos y nunca manifestó o mostró algún indicio para pensar que iba a quitarse la vida (…) Ese video nos tomó por sorpresa, y aunque no sabíamos qué hacer, tratamos de contactarnos con su familia y con la Policía”, narra una de sus compañeras del curso 11-03. “Era alguien muy callado y sensible, pero había veces en las que hablaba mucho y hacía chistes. Era una persona normal. Nunca dijo o expresó algo que nos llevara a pensar que tenía esas intenciones”, sostiene otro de sus amigos.

Investigación

Las primeras versiones de las autoridades indican que Axel se comunicó sobre las 3:00 de la tarde del viernes con su papá. Al parecer tuvieron una charla habitual y corriente, en la que le informó que estaba con uno de sus amigos en el centro de la ciudad. Horas después, tras subir el video en el que reveló sus planes, apagó el celular y no tuvo contacto con nadie más.

>>>Lea:  La salud emocional, clave en la prevención del suicidio

No deja de ser inquietante cómo, a pesar de las medidas de seguridad en la terraza del edificio (donde hay una reja de protección y vigilancia permanente), el muchacho consiguió lanzarse. Aunque la administración de la torre Colpatria lamentó lo sucedido y se declaró presta a colaborar con las autoridades, uno de los grandes cuestionamientos es cómo un adolescente burló todas las medidas y logró su cometido.

Esta circunstancia también es investigada por las autoridades, que en el lugar de los hechos hallaron un computador portátil en el que supuestamente el joven dejó otros videos y piezas audiovisuales que explicarían las razones de su muerte.

Señales de alerta

Cifras de Medicina Legal indican que, hasta julio pasado, 1.396 personas se quitaron la vida en Colombia: en promedio, seis cada día. Solo en Bogotá hay registro de 199 casos (casi uno diario), 20 de ellos protagonizados por menores de 18 años.

>>>Lea: En promedio, cada día una persona en Bogotá se suicida

Aunque expertos coinciden en que predecir este tipo de eventos es casi imposible, manifiestan que hay señales de alerta que pueden prevenirlos. Por ejemplo, evidencia de alteraciones graves en el estado emocional, sentimiento de desesperanza, aislamiento, poca comunicación o presencia de planes o pensamientos de autolesión. La Organización Mundial de la Salud recomienda:

-Restricción del acceso a los medios más frecuentemente utilizados para el suicidio (por ejemplo, plaguicidas, armas de fuego y ciertos medicamentos).

-Información responsable por parte de los medios de comunicación.

-Identificación temprana, tratamiento y atención de personas con problemas de salud mental y abuso de sustancias, dolores crónicos y trastorno emocional agudo

-Capacitación de personal de salud no especializado, en la evaluación y gestión de conductas suicidas

-Seguimiento de la atención prestada a personas que intentaron suicidarse y prestación de apoyo comunitario

-Apoyar a quienes han perdido a seres queridos que se han suicidado

-Introducción de políticas orientadas a reducir el consumo nocivo de alcohol.

>>>Lea: Para prevenir el suicidio, hay que hablarlo