Las estrategias con las que buscan reforestar 16 quebradas en Cundinamarca

Noticias destacadas de Bogotá

Dos fundaciones se unieron para sembrar árboles y realizar talleres para líderes ambientales. La reforestación beneficiará a 42.000 habitantes.

Reforestar 16 quebradas de Cundinamarca es uno de los objetivos que tienen la Fundación Bolívar Davivienda y Prosubachoque, que se unieron para implementar estrategias que ayuden a recuperar dichas zonas ambientales, que, de lograrlo, serían 42.000 cundinamarqueses los beneficiados.

Los habitantes a los que ayudará las estrategias son de los municipios de Subachoque, El Rosal, Madrid , Mosquera y Facatativá, y la inversión para lograr la iniciativa es de $90 millones. “El proyecto consiste en la reforestación de los nacimientos quebradas, siembra de árboles para trópico de altura y la realización de talleres dirigidos a formar líderes ambientales para miembros de las juntas de acción comunal, docentes y niños de escuelas rurales y trabajadores y usuarios de los acueductos veredales”, dijo Raúl Londoño, director ejecutivo de Prosubachoque.

>>>Lea: Reactivación ecológica, las condiciones para ir a los senderos y humedales de Bogotá

Asimismo, el director agregó que se brindarán viveros para reproducir más especies forestales y así reemplazar material vegetal muerto. A través de este tipo de proyectos sociales han nacido otras fundaciones en algunos municipios como ProTabio y ProMadrid. Estas fundaciones aseguraron que seguirán trabajando en más proyectos sociales.

Cabe recordar que algunas de estas quebradas suelen tener afectaciones ambientales, como sucedió en Facatativá, cuando funcionarios de la Corporación Autónoma Regional (CAR) identificaron fuentes de agua no autorizadas que afectaban la quebrada Manzano y el humedal Las Cuevas, además, encontraron más de nueve metros cúbicos de madera que iba a ser comercializada de manera ilegal. Ante estos hechos, la CAR investiga los hechos para imponer las sanciones correspondientes.

En medio de la reactivación económica que adelanta la capital y Cundinamarca, luego de sobrepasar el primer pico de la pandemia por el COVID-19, se ha permitido volver a los senderos y quebradas, aunque deben mantenerse los protocolos de bioseguridad y una cita previa para poder visitarlo.

Aunque no todos los senderos ambientales han tenido vía libre para abrir, tanto el departamento de Cundinamarca como la capital han asegurado que seguirán implementando protocolos para que, nuevamente, estos espacios puedan ser visitados.

Comparte en redes: